Fundación Caja Navarra: obra social del siglo XXI

Domingo, 18 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El primer fin de semana de noviembre del año pasado, este periódico publicó un artículo -escrito también por quienes firmamos este que hoy ve la luz- con el que pretendíamos trazar, de la manera más comprensible posible para quienes lo leyeran, el recorrido que iba desde la desaparición de Caja Navarra hasta el nacimiento de la Fundación Bancaria Caja Navarra.

Con esta segunda entrega queremos dar a conocer el paso dado desde aquel diagnóstico de partida hasta la reflexión que hoy estamos obligados a emprender como miembros del patronato que actualmente dirige la Fundación. Explicándolo de manera sencilla pasaremos del qué es al qué queremos ser. Y con la voluntad de hacer partícipe de ello a toda la ciudadanía navarra comenzaremos rescatando el último párrafo del artículo de noviembre de 2017:

“Ahora nos corresponde actuar en esta nueva etapa. La sociedad ha cambiado, y mucho, y Navarra ya no es aquella Navarra rural de los años de constitución de las cajas. Asumimos que nuestro papel esencial consistirá en definir qué es Obra Social en la Navarra del siglo XXI. Esperamos que cuando pasen estos cuatro años podamos decir que acertamos en las decisiones adoptadas y que contribuimos a lograr una comunidad más cohesionada por haber centrado nuestros esfuerzos en las personas que más lo necesitaban”.

Hemos emprendido el camino de la reflexión para determinar qué y cómo queremos que sea la entidad que durante cuatro años guiaremos y, en correspondencia con el párrafo anterior, el lugar que va a ocupar en nuestra sociedad. Así, el 11 de enero de este año, comenzamos el trabajo para la elaboración del Plan Estratégico 2018-2021 estando prevista su finalización y presentación para el mes de junio.

Hoy no podemos detallar cuestiones que aún no tenemos resueltas, pero sí deseamos significar que nuestro propósito es contar con el mayor número posible de opiniones para definir el referido Plan Estratégico. Por ello, en primer lugar, hemos articulado varias herramientas de participación con el fin de tomar el pulso social sobre el futuro de la Fundación.

Además, coincidiendo con la publicación de este artículo, hemos actualizado nuestra página web con la intención de presentar, de forma más clara, ordenada y accesible, toda la información relacionada con la entidad puesto que es su principal herramienta de comunicación. De hecho, pretende ser la referencia básica para quienes quieran conocer con detalle todo aquello que tiene alguna relación con la Fundación Caja Navarra, con información sobre su estructura, actualidad, proyectos y acciones, así como el acceso a formularios, agenda de actos y otros contenidos de interés.

La actualización de la web indica nuestra apuesta por la transparencia y la participación ciudadana. Así, contará con un área abierta a aportaciones, opiniones y sugerencias sobre la propia Fundación Caja Navarra y su acción en la sociedad. El objetivo es evidente y consiste en impulsar la implicación de la ciudadanía para ayudarnos a definir las líneas estratégicas de la entidad para los próximos años. Quien ahora mismo teclee la dirección www.fundacioncajanavarra.esencontrará una ventana con varias preguntas básicas cuya respuesta, sin duda alguna, nos será de gran utilidad para conocer la percepción de la ciudadanía.

No es sin embargo la única vía que estamos utilizando para recabar opiniones. Hemos diseñado también una encuesta y hemos previsto igualmente el desarrollo de sesiones de trabajo, grupos de discusión, entrevistas en profundidad y otras herramientas de recogida de opiniones. Todo esto denota nuestro convencimiento de que la comunicación, en todas las direcciones, es un pilar básico en el proceso de definición de objetivos en que nos encontramos. Esta fase la desarrollaremos a largo de febrero.

Somos conscientes de que la sociedad tiene puesta su mirada sobre el futuro de la Fundación y, por ello, estamos convencidos de que sus aportaciones nos ayudarán a definir de una manera más certera cuál será nuestro papel en la Navarra del siglo XXI y qué significa esto en una sociedad como la nuestra, sus obligaciones y sus compromisos.

Inmersos como estamos en este proceso de reflexión en común, lógicamente no podemos aún avanzar sus resultados, pero sí estamos en condiciones de garantizar a la ciudadanía que vamos a poner todo nuestro empeño en que el camino se recorra de la forma más responsable y coherente. Dedicaremos nuestro esfuerzo a rentabilizar socialmente el patrimonio recibido y para ello centraremos en este proyecto todas nuestras capacidades con el fin de lograr que esa rentabilidad se aprecie, fundamentalmente, donde más falta haga.

Agradecemos de antemano todas las ideas y propuestas, las aportaciones y las sugerencias, pero también las críticas, porque nos permitirán definir el rumbo del camino emprendido, un camino en común para un beneficio común.

Los autores son: Javier Miranda, Iosu Ardaiz, Cristina Bayona, Fernando de la Hucha, Alberto Lafuente, Jesús Muruzabal, Camino Oslé, Cristina del Río y José Vicente Urabayen, miembros del Patronato de la Fundación Caja Navarra