Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
pide que declaren un transportista y su jefe

La Audiencia ordena reabrir la investigación de un accidente mortal en la A-68 en Tudela

Exige que declaren como investigados un transportista y su jefe por los numerosos pinchazos de un camión, que volcó y arrolló a un conductor de Zaragoza en enero de 2016

Enrique Conde Fermín Pérez-Nievas - Domingo, 18 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Imagen del accidente mortal en el que el camión volcó y cruzó la mediana hasta impactar con la furgoneta del fallecido.

Imagen del accidente mortal en el que el camión volcó y cruzó la mediana hasta impactar con la furgoneta del fallecido. (FERMÍN PÉREZ-NIEVAS)

Galería Noticia

Imagen del accidente mortal en el que el camión volcó y cruzó la mediana hasta impactar con la furgoneta del fallecido.

PAMPLONa- La Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Navarra ha ordenado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Tudela la reapertura de una investigación penal por un accidente mortal ocurrido en Tudela en enero de 2016. En aquel siniestro falleció Miguel Ángel Rubio París, conductor de una furgoneta de 46 años, que fue arrollado por un camión que volcó en la A-68, atravesó la mediana e invadió los carriles del otro sentido por donde circulaba el fallecido junto a otro vecino de Tauste que resultó herido grave. El juzgado inició una investigación por el siniestro, pero decidió archivar el procedimiento al entender que no existían indicios de delito en base a la reforma penal de 2015 que sienta cierta inseguridad jurídica en algunas imprudencias de tráfico, pero la Audiencia ha corregido su criterio a instancia de un recurso de queja de la acusación particular y le ha ordenado que siga practicando diligencias. En este sentido, el instructor ya ha tomado declaración como investigado al titular de la empresa de transportes a la que pertenecía el camión y en las próximas fechas declarará también como investigado al propio camionero, vecino de Utebo.

el pinchazo causó el accidente La acusación particular, que ejerce la familia del fallecido representada por el abogado José Antonio Blesa Lalinde, recurrió ante la Sala la decisión del juzgado de Tudela, que denegaba la reapertura de las diligencias previas y no admitió recurso alguno frente a dicha resolución. Por ello se fundamentó el recurso como de queja y se pedía que se profundizara en la investigación. Para ello se apoyaba en el informe emitido por el Centro Zaragoza, Instituto de Investigación sobre vehículos, acerca del estado del neumático del camión cuya explosión originó el fatídico accidente viario. Entendía la acusación que los indicios existentes en la causa pueden constituir un delito de imprudencia menos grave y que no pueden valorarse adecuadamente sin continuar con las diligencias indagatorias. El auto de sobreseimiento se dictó el 22 de enero de 2016, diez días después del accidente, todavía no se había remitido por la Policía Foral el informe técnico complementario al atestado ni había llegado al juzgado el informe técnico pericial del Centro Zaragoza.

El tribunal entiende que en ambos informes se “aportan datos suficientes que justifican la reapertura de la causa y al menos el interrogatorio del conductor del camión así como del legal representante de la empresa”. Entre los datos más consistentes aportados por los informes se destaca en el atestado policial que “se señala directamente que un reventón del neumático delantero originó el siniestro, puesto que el conductor perdió el control, derivó a su izquierdo, se salió de la vía, chocó con la bionda de protección y, durante ese desplazamiento vuelca en tonel arrastrándose por la calzada hasta el otro sentido de la autovía e interrumpió la trayectoria de la furgoneta del fallecido”. El informe del Centro Zaragoza trató de aclarar si el reventó causó el accidente o se produjo al chocar el camión contra la bionda. Y la pericia en este caso se inclina con claridad por considerar que “el reventón fue previa y que la causa, con toda probabilidad, fue la degradación del material producida por rodar bajo de presión a consecuencia de ir pinchado, lo cual produjo el calentamiento anormal del caucho y desembocó en el reventón”. Junto a este pésimo estado de mantenimiento del neumático, cabe apuntar que dicha rueda estaba instalado en un tractocamión con semirremolque que transportaba 24.820 kilos de lingotes de aluminio. La Audiencia reconoce que debido a dichos indicios los hechos “sí podrían constituir una imprudencia penalmente relevante, a la vista del estado previo del neumático, que presentaba numerosos pinchazos, y “debe valorarse la previsibilidad del resultado, habida cuenta de que un gran vehículo con una pesada carga”.