En Altsasu continúan de carnaval

Después del martes rural y ya dentro de la cuaresma, ayer se celebró a lo grande la cara urbana de esta fiesta

Un reportaje y fotografías de Nerea Mazkiaran - Domingo, 18 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

De la América profunda procedía esta cuadrilla.

De la América profunda procedía esta cuadrilla. (NEREA MAZKIARAN)

Galería Noticia

De la América profunda procedía esta cuadrilla.Este equipo de la NBA llevaba la canasta para entrenar.Con la magia del carnaval Haize Berriak fue ayer la banda Gralles Peculiars.Los de Kiss llegaron en tractor y a todo volumen.Ayer en las celebraciones de la Diada de la República no faltó una sardana.Esta otra cuadrilla anduvo de rafting por la plaza.Este grupo de indios buscaba dónde instalar la tienda.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Aunque ya hace unos días que comenzó la Cuaresma, en Altsasu se resistían a quitarse la máscara y jugar a ser otras personas. Y es que ayer se celebró el carnaval piñata, la cara urbana de esta fiesta en la que todo es posible. Así, Haize Berriak era la banda Gralles Peculiars, que pusieron la música a la celebración de la Diada de la República en la plaza, convertida ayer en Plaça dels Furs, donde no faltó una sardana a la que se unieron la duquesa de Alba, huevos fritos, princesas, superhéroes, mexicanos y otros muchos más personajes. Es lo que tiene la magia del carnaval.

Lo cierto es que había de todo, un derroche de imaginación y ganas de vivir a tope esta fiesta. El cine y la televisión siempre son fuente de inspiración, que ahora compiten en calidad con series como Juegos de tronos, Vikingos o Peaky Blindersentre otras. Así, Jon Nieve, Daeneryes, Sansa Stark o Khal Drogo se daban una juerga antes de que llegara el invierno mientras un grupo de salvajes vikingos se codeaban con miembros de la peligrosa banda de los Shelby.

Mientras, una cuadrilla sorteaba la plaza realizando rafting, un peligroso descenso lleno de rápidos, olas y corrientes que superaron ayer con buena nota. Por el agua también llegó un grupo de aguerridos piratas dispuestos al abordaje. También tenía ganas de guerra unos indios que andaban por allí, nada que ver con los hippies que se pudieron ver ayer. Asimismo, había sevillanas que adelantaron la feria de abril, niños de San Ildefonso cantando el gordo de la lotería y diferentes tribus del África profunda que no quisieron perderse esta fiesta. Hasta Celedón y una cuadrilla de blusas y neskas se acercaron ayer a Altsasu. Como no podía ser de otra manera, llevaba un buen paraguas, que ayer apenas hizo falta a pesar de que los pronósticos meteorológicos anunciaban lluvia.

En tractor y a todo volumen llego el grupo Kiss, un gran barullo que llevaban muy mal en el hospital que había en una esquina de la plaza, con algunos enfermos muy graves y una parturienta en plena dilatación. Más alegría llevaba la troupé de un circo y una cuadrilla de esquemáticos dibujos en la gran marea humana que llenaba la plaza ayer al mediodía y que invitaban a saltar en el tiempo y en el espacio.

Las celebraciones continuaron por la tarde con una bajadica de variopintos personajes y animados bailables hasta la madrugada para despedir a Don Carnal.