"ya estoy preparado para cualquier cosa"

“Fueron 20 segundos de un dolor increíble”

copa ehf | balenciaga se someterá hoy a pruebas para ver el alcance de la lesión en su rodilla derecha

Beatriz Equísoain Iraizoz - Lunes, 19 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Eli Arrechea atiende al central guipuzcoano, junto a Chocarro.

Eli Arrechea atiende al central guipuzcoano, junto a Chocarro. (EHFTV)

Galería Noticia

Eli Arrechea atiende al central guipuzcoano, junto a Chocarro.Balenciaga, haciendo piña con el equipo el sábado.

pamplona- Erik Balenciaga recuerda muy bien el instante. La jugada en la que su rodilla derecha sufrió uno de los peores dolores que recuerda. Un “dolor increíble”. Muy intenso. Una lesión que le obligó a abandonar el partido ante el Saint-Raphael en brazos de sus compañeros y que hoy será analizada a partir de las 12.00 horas en la Clínica San Miguel para ver su alcance y el tiempo de recuperación.

“Espero que sea lo menos posible, pero ya estoy preparado para cualquier cosa. Prefiero ponerme en lo más grave y, si luego es menos, mejor”. El central del Helvetia, de 24 años, se expresaba así ayer desde su domicilio en Pamplona, donde pudo descansar tras un largo viaje de regreso desde Francia. La expedición de Anaitasuna llegó a la capital navarra sobre las 10.00 horas. “Por suerte he venido tumbado en la parte de atrás del autobús y, aunque el trayecto se me ha hecho largo porque la rodilla me dolía bastante, ya estoy en casa y he podido descansar”, afirmaba.

Balenciaga se lesionó cuando el marcador reflejaba un 10-7 a favor del Saint-Raphael. Era el minuto 14.45 y, en una internada entre la defensa gala, el central guipuzcoano realizaba un mal movimiento y se iba al suelo. Sus gritos de dolor ya presagiaban la importancia del posible mal. “Recuerdo todo perfectamente. Mandé una jugada para iniciarla yo, me llegó el balón y, en el momento en el que intenté fintar desplazándome hacia la derecha, es cuando se produjo. Ningún defensor me tocó. No pude impulsarme hacia la izquierda, una vez que apoyé la otra pierna”, explica el jugador del Helvetia. En ese momento, continúa, “empecé a saltar porque me dolía un montón. Fueron 20 segundos de un dolor increíble”. Rápidamente, algunos de sus compañeros como Carlos Chocarro se acercaron para intentar ayudarle y la fisio del equipo, Eli Arrechea, saltaba a la pista para atenderle. “Yo tenía las manos en la cara y me dolía tanto que les dije a mis compañeros que me sacaran de allí”, añade. Mikel Aguirrezabalaga y Xabier Etxeberria levantaron en brazos a Balenciaga e inmediatamente lo trasladaron para que recibiese los cuidados pertinentes fuera de la cancha.

con el médico francésSe da la circunstancia de que, en el ataque previo del Saint-Raphael, Miroslav Jurka se resentía de su tobillo y también abandonaba el partido, temporalmente en su caso, ya que regresó luego. Con él se cruzó al ser atendido por el facultativo del conjunto francés. “Justo entré yo a una sala, el 19 se levantaba de la camilla y yo me tumbaba. Desde el primer momento el médico se portó genial conmigo. Me dejaron unas muletas, una rodillera que es casi más grande que yo y me dieron algún antiinflamatorio. Tras el partido, tanto el entrenador de ellos (Joël Da Silva) como algunos jugadores se preocuparon por mí”, agradece.

Anaitasuna se vio afectado por la repentina baja del central guipuzcoano. Los jugadores, que ya arrastraban el cansancio por los viajes de la semana, se vieron descentrados. Todo ello, junto a un rival que fue superior, hizo que el Helvetia se volviera con un 36-27 adverso en el marcador. Un resultado que queda en un segundo plano ante la lesión de Balenciaga, cuyo alcance se conocerá hoy.