Venezuela se queda sola

el país que preside maduro se encamina al aislamiento diplomático tras su exclusión de la cumbre de las américas

Un reportaje de José Manuel Cuevas. Fotografía Miguel Gutiérrez - Lunes, 19 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una rueda de prensa el pasado jueves en el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una rueda de prensa el pasado jueves en el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno.

Galería Noticia

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una rueda de prensa el pasado jueves en el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno.

El aislamiento diplomático de Venezuela dio un paso más tras su exclusión de la Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima los próximos 13 y 14 de abril con la participación de todos los jefes de Estado de América, excepto Nicolás Maduro.

La medida la dio a conocer el pasado martes Cayetana Aljovín, canciller de Perú, al anunciar que su Gobierno había decidido retirar la invitación a Maduro a la octava edición del evento, en la que se tratarán temas de desarrollo sostenible y los efectos de la corrupción en la gobernabilidad y la institucionalidad, según la propuesta del país anfitrión en la web de su representación ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El presidente venezolano respondió a la medida dos días después en una rueda de prensa en Caracas, afirmando que “llueva, truene o relampaguee, por aire, tierra o mar” llegaría al evento “con la verdad de la patria de Simón Bolívar”.

La canciller peruana apeló a la Declaración de Quebec del 2001, que establece que “cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático en un Estado del hemisferio” es causa de exclusión en el evento continental.

La decisión la apoyaron Estados Unidos y el Grupo de Lima, como se le conoce al bloque inicialmente de doce estados americanos que condenaron el pasado 8 de agosto la ruptura del orden democrático en Venezuela.

De igual manera, una delegación de la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo (INTA) mostró su apoyo al veto, que el Gobierno de Perú reiteró el viernes a través de la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, quien dijo que Maduro “no puede entrar ni al suelo ni al cielo peruano porque no está bienvenido”.

En contraste, Bolivia y Cuba, los únicos aliados del Gobierno venezolano en América junto con Nicaragua, rechazaron la exclusión de Venezuela del evento, pero no amenazaron con retirarse.

Cuba, de hecho, fue admitida en la VII Cumbre de las Américas, llevada a cabo en 2015 en Panamá, después de que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que también forman Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, amenazara con boicotear el evento si no se admitía al país caribeño.

AISLAMIENTO CONTINUOPrimero con Chávez y después con Maduro en la Presidencia, Venezuela pasó de pretender liderar un proyecto de cohesión latinoamericana desmarcado de Estados Unidos a verse cada vez más aislada en el continente.

Las relaciones de Venezuela con la región empeoraron el 30 de julio del año pasado con la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, promovida por el Ejecutivo para hacer frente a la mayoría opositora en el Parlamento y tomar el control del Legislativo.

“Por aire, tierra o mar llegaré a la Cumbre de las Américas con la verdad de la patria de Bolívar”

NICOLÁS MADURO

Presidente de Venezuela

“(Maduro) no puede entrar ni al suelo ni al cielo peruano porque no está siendo bienveni

Una semana después, el 8 de agosto, el Grupo de Lima rechazó la crisis venezolana tras el fracaso del diálogo entre el Gobierno y la oposición en República Dominicana.

Además, Maduro declaró en diciembre persona non grata por “intromisión” al embajador de Brasil en Caracas, Rui Pereira, y al encargado de negocios de Canadá, Craib Kowalik, y en enero hizo lo propio con el embajador de España, Jesús Silva Fernández.

Ante la situación adversa en el panorama internacional, Maduro anunció el pasado sábado que su país presentaría una demanda ante la ONU por lo que llamó una “campaña xenofóbica” contra los venezolanos. El pasado lunes, no obstante, la propia ONU le había vuelto a retirar temporalmente el derecho a voto a Venezuela por impago.

A la cuestión diplomática, donde cabe sumar las declaraciones que Maduro y el presidente estadounidense Donald Trump hacen sobre el país del otro, se suman las sanciones que el pasado 22 enero aprobó la Unión Europea hacia miembros de la cúpula del poder en Venezuela, sumándose a medidas similares de Estados Unidos y Canadá.

De esta forma, fuera de Latinoamérica, Venezuela mantiene relaciones al menos con aliados como Rusia, Turquía e Irán, así como China y, por acuerdos recientes, Sudáfrica.

Por otra parte, la izquierda latinoamericana se ha visto desplazada del mapa político en los últimos años tras las victorias electorales de Macri en Argentina y de Piñera en Chile, y con la destitución de Dilma Roussef en Brasil y el final de la etapa de Rafael Correa en Ecuador.

Pero ese mapa puede volver a cambiar, pues este año hay elecciones en Costa Rica, Paraguay, Colombia, México y la propia Venezuela.

En el caso de las elecciones venezolanas, que se adelantaron por decreto de diciembre al 22 de abril, Maduro quiere asegurarse otros seis años en el poder, mientras que no participarán tres de las principales caras de la oposición: Henrique Capriles, excandidato presidencial, porque está inhabilitado;Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas, porque está en el exilio, y Leopoldo López, porque sigue preso y porque su partido, Voluntad Popular, no reconoce los comicios.

el aislamiento de los presosOtro tipo de aislamiento en Venezuela ocurre de puertas para dentro: el de los presos políticos.

Según información del Foro Penal Venezolano, ONG que atiende a víctimas de violaciones de derechos humanos, a fecha de 4 de febrero había 439 presos políticos en distintos centros de reclusión o en arresto domiciliario.

Justamente el reclamo por la libertad de los presos políticos fue uno de los puntos centrales del Grupo de Lima para condenar la situación venezolana, que por ahora ha derivado en su exclusión de la VIII Cumbre de las Américas.

Últimas Noticias Multimedia