El drama de las pateras vuelve más intensa la obra de José Luis Mayor

El artista local exhibe en Apaindu una muestra de su proyecto ‘En sus ojos.../Bere begietan...’

Paula Etxeberria Unai Beroiz - Lunes, 19 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

José Luis Mayor (San Sebastián, 1954), entre dos de los expresivos cuadros que muestra en el espacio Apaindu de la calle Curia.

José Luis Mayor (San Sebastián, 1954), entre dos de los expresivos cuadros que muestra en el espacio Apaindu de la calle Curia.

Galería Noticia

José Luis Mayor (San Sebastián, 1954), entre dos de los expresivos cuadros que muestra en el espacio Apaindu de la calle Curia.

pamplona- Arte intenso, honesto, que nace de emociones y sentimientos como la impotencia, la rabia, la confusión ante un mundo cada vez más deshumanizado, pero también de la empatía con la tragedia, comparte con el visitante José Luis Mayor en el espacio Apaindu del casco viejo de Pamplona (calle Curia, 7). Bajo el título En sus ojos.../Bere begietan..., el artista y exgalerista ha alumbrado una interesante y atractiva muestra en torno a un proyecto inspirado por la impresión que le ha causado al autor conocer de cerca el drama de los inmigrantes que se lanzan al oscuro negro del mar en precarias pateras, jugándose la vida precisamente porque sienten que nada tienen que perder.

Los seis cuadros y las tres instalaciones que expone José Luis Mayor en este acogedor espacio, y que se completan con una videoproyección, nacen de las experiencias del artista en sus viajes a Cádiz -su hija vive entre Tarifa y Algeciras, donde trabaja vinculada al drama de la inmigración-;allí, “recorriendo las playas te encuentras con los restos de las embarcaciones en las que llegan los inmigrantes, ves el drama en vivo y en directo. Impacta”, dice José Luis Mayor, quien dedica su exposición a Helena Maleno, la activista española y creadora de la ONG Caminando fronteras, establecida en Tánger y especializada en el auxilio a los emigrantes en aguas del Estrecho de Gibraltar. “Esta siendo juzgada por Marruecos, a punto de que le dicten sentencia. Le acusan de delito de tráfico de seres humanos cuando lo único que hace desde hace años en Tánger, donde vive, es avisar a Salvamento Marítimo cuando ve que sale una patera en la que se echan al mar 800 inmigrantes en un metro cuadrado y que se van a ahogar fijo. Eso es lo que hace, nada más. Y el Gobierno de aquí no le ha defendido nada y está esperando la sentencia en Marruecos, que puede que no le caiga nada o que le fusilen”, cuenta el artista sin comprender semejante injusticia.

En sus lienzos, realizados en técnica mixta -óleo y acrílico-, las texturas nos hablan de esos “restos de los pirauchos (barcas)” que el turista encuentra luego en las playas. Los colores vistosos -una llamada de atención, quizá, ante la tragedia humanitaria que no parece tener fin- se funden o contrastan con el oscuro, el negro ciego al que se lanzan los inmigrantes cuando se echan al mar;y en ocasiones con el blanco, el propio de las playas a los que llegan los que no se ahogaron en el intento, “con los ojos muy abiertos” por la mezcla de shock, extrañeza, incertidumbre y miedo por lo que les deparará el próximo instante.

Las tres instalaciones, creadas a partir de objetos y materiales cotidianos como tablas, cristales luego pintados por la mano del artista, vasijas o libros, tienen su razón de ser: “Cuando me meto en un tema tan a fondo, yo que soy muy obsesivo y me cabreo sin parar, necesito hacer también algo más divertido”, explica José Luis Mayor. En una de esas instalaciones escultóricas, se incluye un ejemplar de la revista Mundo del año 1954, precisamente el año de nacimiento del artista, donde se da cuenta de una noticia que podríamos encontrar en el periódico de hoy o de mañana. “La historia se repite, los errores son circulares. El ser humano no aprende, nada cambia y los dramas como éste de la inmigración que vivimos ahora ya existían hace tanto tiempo...”, apunta Mayor con cierta tristeza.

Una muestra de este mismo proyecto, pero con obras de pequeño formato (un total de 80 piezas con las que, dice, “empapelé el espacio”), la llevó el pasado mes de agosto a Tarifa (Cádiz). “¿Pero qué les vas a contar allá de nuevo de un drama que viven día a día, que está en su realidad cotidiana?”, reflexiona. Aquí, sin embargo, cree que estamos un poco desvinculados de la tragedia. “La vemos solo en las noticias, como si fuese una película, como espectáculo. Y seguimos igual, dando de vez en cuando los 20 céntimos al negro que está ahí pidiendo para limpiarnos la conciencia...”, opina sin ninguna intención de “moralizar”. “Este tema me ha tocado ahora como artista, me ha movido, como en otros momentos me tocan y me mueven otros. No pretendo dar lecciones de nada ni a nadie”, afirma.

¿mercado? Como todo artista auténtico, José Luis Mayor sigue creando por necesidad expresiva y de comunicación, y desde hace ya mucho tiempo lo hace con la máxima libertad. Sin depender del mercado, de nada ni de nadie. “Si es que no hay mercado... Como mucho aspiras a exponer, pero ya vender...”, dice. En estos momentos, él disfruta de la visibilidad de su obra. “Entre esta exposición de Apaindu y la colectiva en la Galería ArteA2 de Zizur Mayor -que quizá viaje próximamente a Donostia al Centro Cultural Egia-, y además me han llamado de la Casa de Cultura de Zizur Mayor para hacer algo por su 25º aniversario... Aquí o te sale todo junto o no te sale nada”, comenta.

“Si nos quedamos en lo que dan los telediarios no salimos de la burbuja del espectáculo”

josé luis mayor

Artista plástico

“Y ofertas he tenido de Barcelona y de Valencia, pero pagando. Y no me puedo permitir una inversión económica que luego no va a revertirme en nada, porque seguramente no se venda ni un cuadro y ni siquiera pueda cubrir gastos. Tener que pagar por exponer... Seguimos igual, no se valora el arte como un oficio digno, profesional”, lamenta. Y, asegura, esto le pasa hasta al pintor y escultor de Tarifa Pérez Villalta, “que en Cádiz es Dios pero en su última exposición no vendió ni un cuadro. Pérez Villata, del que antes no había forma de conseguir un cuadro...”.

la exposición

Título.En sus ojos.../Bere begietan....

Lugar. Apaindu (calle Curia, número 7).

Fechas y horario. La exposición, inaugurada el pasado 9 de febrero, permanecerá visitable este mes y todo marzo en horario comercial, de lunes a viernes de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.00 horas.

el autor

josé luis mayor, artista y exgalerista

Nacido en Donostia en 1954 aunque afincado en Navarra, José Luis Mayor dirigió durante casi 30 años la extinta galería Pintzel de Pamplona, que echó el cierre en el año 2008. El artista expone en estos momentos, además de en el espacio Apaindu, en la Galería ArteA2 de Zizur Mayor (muestra colectiva).