Tímido avance hacia el control de armas tras la masacre de Florida

Trump quiere evitar que las personas con antecedentes criminales puedan comprar armas

Martes, 20 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

washington- El presidente estadounidense, Donald Trump, dio ayer un pequeño paso hacia un posible refuerzo del control de armas en Estados Unidos al respaldar un proyecto de ley sobre el tema después de obviar el asunto durante más de un año.

Trump, que durante la campaña electoral se alió con quienes se oponen a cualquier límite a la posesión de armas de fuego en Estados Unidos, hizo una leve concesión a quienes han clamado por un mayor control del armamento a raíz del tiroteo que el pasado miércoles dejó 17 muertos en una escuela secundaria de Parkland (Florida).

Según la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, el presidente apoyó un proyecto de ley presentado en noviembre por el senador republicano John Cornyn y el demócrata Chris Murphy con el fin de aumentar la eficacia de la base de datos nacional sobre antecedentes criminales, evitando así que las personas allí incluidas puedan comprar armas.

Esa base de datos, sin embargo, está incompleta, ya que algunos estados y agencias federales no cumplen el requisito de informar a dicha base de datos cuando condenan a un sospechoso de un crimen.

giro significativoEse gesto supone un cambio en la posición de Trump, que durante su presidencia solo ha tomado una medida relacionada con las armas: la firma, hace un año, de una ley que suspendía una regulación del expresidente Barack Obama para impedir que las personas con problemas mentales puedan acceder a la compra de armamento. Pese a esto, Trump apoya a la Asociación Nacional del Rifle (NRA), un poderoso grupo de presión que se opone a cualquier límite a la posesión de armas en Estados Unidos. De hecho, el anuncio de ayer no supone una traición a la NRA, ya que ese grupo aseguró en noviembre que no se oponía al proyecto de ley de Cornyn y Murphy.

El apoyo de Trump podría generar un impulso para dicha medida en el Congreso, controlado a día de hoy por los republicanos. Sin embargo, no está claro que el debate en el Congreso pueda mantenerse una vez que desaparezcan los titulares sobre el tiroteo en Florida. - Efe