Editorial DE DIARIO DE NOTICIAS

Navarra también avanza en turismo

2017 confirma un año récord en el sector turístico navarro, que trabaja desde la diversificación de la oferta, la apuesta por la calidad, el equilibrio territorial y la colaboración institucional un desarrollo impensable hace tan sólo unos años

Martes, 20 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

los datos que se han publicado del pasado año 2017 sobre la evolución del turismo en Navarra reflejan uno nuevo récord histórico de visitantes con de 1,4 millones de personas, lo que supone un incremento del 4,2% respecto a las cifras registradas en 2016 y confirma la tendencia al alza que ese pasado año ya mostró sobre 2015. De hecho, esas cifras estadísticas señalan que Navarra avanza en positivo en un sector ya clave en la recuperación de nuestra economía y empleo. En este sentido, la variación interanual ha sido positiva tanto en el número de viajeros como en pernoctaciones respecto al primer semestre del año pasado, en concreto un 5,9% respecto al año anterior. Del total de viajeros, el 74% eran residentes en el Estado y el 28,89% en el extranjero. Y por co-munidades autónomas, la CAV se ha vuelto a situar como la primera en enviar visitantes a Navarra, seguida de Madrid y Catalunya. A ello hay que sumar que los meses de este verano han dejado igualmente cifras récord para el sector turístico de Navarra, cuando ya sólo hasta junio los hoteles navarros habían recibido más viajeros que nunca. Esas cifras, en todo caso, no son producto de la casualidad, sino de un creciente impulso institucional y de colaboración con el sector turístico y de una profunda diversificación de la oferta, capaz de incluir junto a nuestras peculiaridades y tradiciones, desde los Sanfermines a la actividad tractora de la gastronomía, nuestras características geográficas, culturales y paisajísticas en favor del turismo rural y una creciente explotación de la oferta museística y congresual en Pamplona-Iruña. Quizá Navarra tiene aún pendiente entre sus puntos débiles, además de insistir en la necesaria promoción interna y externa de sus fortalezas en el ámbito del turismo, reimpulsar una programación cultural y de ocio capaz de competir y completarse con las posibilidades que ofrecen por ejemplo los territorios cercanos de la CAV, Iparralde, La Rioja o el Pirineo aragonés. Todo ello ha ido generando un desarrollo del turismo en Navarra impensable hace sólo 10 años,. El Camino de Santiago, la Selva de Irati, las Cuevas de Zugarramundi, Bardenas Reales, el Palacio Real de Olite son destinos emblemáticos del turismo que acude a Navarra. Los datos son buenos, pero Navarra tiene que seguir invirtiendo y poniendo imaginación creativa para que el turismo se consolide como un motor estable de su desarrollo económico, de empleo y de impulso al equilibrio territorial.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »