Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La legionela estaba en el Hospital de Tudela pese a la “correcta” prevención

Mañana acaba el plazo de 10 días de incubación de la bacteria sin más casos detectados
Salud afirma que el Reina Sofía ha cumplido la normativa de inspecciones
El paciente falleció el día 7

Lola Cabasés Hita / Javier Bergasa - Martes, 20 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

(De izda a dcha) Javier Aldaz, Luis Gabilondo, Mª José Pérez Jarauta y Aurelio Barricarte.

(De izda a dcha) Javier Aldaz, Luis Gabilondo, Mª José Pérez Jarauta y Aurelio Barricarte. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

(De izda a dcha) Javier Aldaz, Luis Gabilondo, Mª José Pérez Jarauta y Aurelio Barricarte.

pamplona- Los análisis realizados tras el fallecimiento de una persona en Tudela por legionelosis concluyen que el foco de legionela se encontraba en el Hospital Reina Sofía, donde el fallecido estaba ingresado, y que en su domicilio los resultados de las comprobaciones han resultado negativas. Los responsables sanitarios del Gobierno de Navarra confirmaron ayer este extremo, lamentaron la muerte de esta persona y subrayaron que el Hospital Reina Sofía ha cumplido “de forma correcta” las medidas para desinfección y prevención de legionela, cuya última limpieza y desinfección se llevó a cabo en octubre, se realiza anualmente, de acuerdo a lo establecido en la normativa foral (dos decretos de 2003 y 2006).

La directora del Instituto de Salud Pública y Laboral (ISPLN), Mª José Pérez Jarauta, y el jefe de la sección de Enfermedades Transmisibles y Vacunaciones, Aurelio Barricarte, explicaron que el periodo de incubación de esta bacteria suele ser de diez días por lo que hasta mañana miércoles no se podrá dar por cerrada esta alerta sanitaria, si bien avanzaron que hasta el momento no hay más casos. Barricarte precisó que pueden darse más casos antes de los diez días, lo que no ha ocurrido hasta ahora. Manifestó que “hasta hoy no hay casos sospechosos de legionelosis en más gente ingresada” en el citado hospital.

La Legionella pneumóphila es una bacteria que puede causar dos tipos de enfermedades: la fiebre de Pontiac, parecida a una gripe, y la neumonía por legionela, explicó Barricarte. La vulnerabilidad y gravedad de la enfermedad viene determinada, como en la gripe y otras enfermedades infecciosas, por las características de las personas, ya que resultan más vulnerables las personas mayores, con cánceres, enfermedades respiratorias, inmunodepresión, tabaquismo y otras, precisó. Confirmó que debido a la gripe han fallecido esta temporada 22 personas en Navarra.

En la misma rueda de prensa, el director general de Salud, Luis Gabilondo, aseguró que “no ha habido negligencia” en el hospital y manifestó que “desgraciadamente la medicina no es perfecta”, al tiempo que, en referencia a esta bacteria, señaló que “los hospitales no son los lugares más recomendables para vivir” por tratarse de entornos en los que las bacterias se hacen más resistentes y es más difícil combatirlas. Gabilondo añadió que precisamente “una de las principales preocupaciones de la OMS en la actualidad es la resistencia que presentan los gérmenes a los antibióticos”.

en la red de aguaLa persona fallecida, un hombre de 77 años que, según explicó Salud, padecía varias patologías, se encontraba ingresado en el hospital, donde se detectó la presencia de la legionela el 9 de febrero, dos días después de su muerte. Mª José Pérez Jarauta señaló ayer que la analítica hecha en la casa del fallecido pretendía aclarar si el origen de la legionela procedía del domicilio del fallecido o del hospital. La bacteria, precisó, se encontraba en la red de agua del hospital de Tudela y, por ello, “de manera inmediata” se procedió a limpieza y desinfección en el ramal afectado y también en toda la red de agua caliente, operación esta última que se ha realizado este fin de semana.

Precisaron Pérez Jarauta y Barricarte que también se “controló” las habitaciones en las que el fallecido estuvo durante su ingreso y concretaron que la primera desinfección se realizó los días 10 y 11 de febrero, una vez detectada la presencia de la bacteria en el agua caliente de una de las habitaciones. Además, remarcaron que desde el ISPLN se ha podido “constatar que el Hospital de Tudela venía realizando y realiza habitualmente de manera correcta todo el programa de prevención de legionela”.

El criterio que se utiliza para atribuir el origen de la bacteria, informó Pérez Jarauta, es “dónde pasó el paciente los diez días del periodo de incubación y, en este caso, los ha pasado en el hospital”. No obstante, precisó que “no es posible la confirmación analítica de que la identidad de la bacteria que se encuentra en el agua es la misma que la que se encuentra en el paciente porque no se dispone de muestras”.

Añadió que el lunes (ayer) se comunicó a la familia del fallecido los resultados de la citada analítica y que ésta ya conocía “desde el principio” cuál era el diagnóstico y dónde podía estar el foco de la legionela. Barricarte precisó al respecto que se entregó a la familia la correspondiente encuesta que tiene que responder. Pérez Jarauta y Barricarte señalaron que la legionela no se contagia por beber agua, ni por ningún alimento, “solo por gotitas de aerosol que contienen la bacteria” y “fundamentalmente al ducharse”. Ambos pidieron que no se cree alarma social con este tema y recordaron que la gripe es causante de muerte en Navarra todos los años.

“no ha habido negligencia”El director general de Salud, Luis Gabilondo, insistió en que “no hay negligencia ninguna” por parte del hospital tudelano y que “hubiera sido grave que no hubieran tomado las medidas correctivas adecuadas;que el mantenimiento no se hubiera hecho adecuadamente”. “Entonces podría haber algún tipo de responsabilidad indirecta o directa”, agregó. Los responsables sanitarios insistieron en que el Hospital Reina Sofía de Tudela ha llevado los programas de desinfección “a rajatabla”. Gabilondo precisó que, lamentablemente, “contaminaciones por legionela aparecen con cierta periodicidad ocasionalmente en todos los hospitales, tanto públicos como privados”. Recordó casos recientes en Navarra en bloques de viviendas, como los brotes registrados en Mendebaldea (Pamplona), Tudela y en otras ciudades como Lisboa (Portugal) o Londres, donde hace unos meses se detectaron brotes en los que fallecieron varias personas.

Javier Aldaz jefe de Seguridad Alimentaria y Sanidad Ambiental explicó el procedimiento seguido para la recogida de las muestras de agua en el domicilio del paciente fallecido y en el hospital para procesarlas y determinar el foco de la infección, que ha resultado ser el hospital, e insistió en que los controles han funcionado. Añadió que todos los hospitales tienen que tener un programa de mantenimiento, y que en el caso de Tudela se ha cumplido, y que el foco se localizó en una de las habitaciones en las que estuvo ingresada la persona fallecida.

La alerta sanitaria por este caso de legionela con la muerte de una persona ha llevado a los partidos de la oposición -UPN, PSN y PPN- ha pedir la comparecencia del consejero de Salud, Fernando Domínguez, para que explique lo ocurrido y critican la actuación de Salud que acusan de falta de transparencia.

reacciones

UPN pide información detallada. UPN pide al consejero de Salud, Fernando Domínguez, tras conocer “el caso de presencia de legionela en una de las torres de agua” en el Hospital Reina Sofía de Tudela. Los regionalistas quieren “información detallada” de lo ocurrido y sobre la actuación del Gobierno de Navarra al respecto.

PPN. PPN muestra su “alarma que desde Salud no se haya informado ni a la plantilla ni a los pacientes del centro sobre la aparición de la legionela y sobre las medidas de tratamiento que se estaban llevando a cabo, algo impropio de un Gobierno, máxime al ser un tema tan delicado que afecta gravemente a la salud”.

PSN. PSN quiere conocer “dónde se dio el positivo y cuándo se tuvo conocimiento exacto del caso, además del protocolo informativo que se siguió con personal sanitario, pacientes del centro y sus acompañantes” así como sobre las medidas a futuro para evitarlo.