Juegos de invierno

Canadá enamora

PATINAJE ARTÍSTICO | Tessa virtue y scott moir no dejan dudas de que son la mejor pareja sobre hielo

Miércoles, 21 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Montaje de un momento de la actuación en la final de Tessa Virtue y Scott Moir.

Montaje de un momento de la actuación en la final de Tessa Virtue y Scott Moir. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Montaje de un momento de la actuación en la final de Tessa Virtue y Scott Moir.

Gangneung (Corea del Sur)- Los canadienses Tessa Virtue y Scott Moir, que ya lideraban la prueba tras el programa corto, se proclamaron campeones olímpicos de danza de patinaje artístico de los Juegos, tras disputarse en el Ice Arena de Gangneung el programa largo, en el que los españoles Sara Hurtado y Kirill Khaliavin confirmaron su duodécima posición.

Virtue y Scott Moir ganaron con 206,7 puntos, 0,79 más que la pareja francesa integrada por Gabriella Papadokis y Guillaume Cizeron, que capturó la plata.

La pareja estadounidense formada por Maia y Alex Shibutani sumó 192,59 puntos y logró el bronce, en una prueba en la que la madrileña Hurtado y el ruso nacionalizado Khaliavin recibieron una valoración final de 168,33 puntos y ratificaron ayer la meritoria duodécima posición que ya ocupaban después del programa corto.

Hurtado y Khaliavin superaron su mejor marca de la temporada en un programa largo, elevándola en casi tres puntos, al son de Don Quijote, hasta los 101,40 que recibieron este martes en el Palacio de Hielo surcoreano. “No podíamos haber pedido más. Hemos demostrado que somos una pareja fuerte, que podemos dar un programa de buen nivel y que nos permite competir contra los mejores del mundo”, explicó tras su actuación Sara Hurtado.

El Ice Arena fue testigo ayer de que el ejercicio más valorado, con un total de 123,35 puntos, fue el de Papadokis y Cizeron, que, no obstante, no sirvió para desbancar del primer puesto a la pareja canadiense, que se acabó colgando al pecho al oro.

Los Shibutani, sin embargo, sí aprovecharon el programa largo para desbancar del podio a sus compatriotas Madison Hubbell y Zachary Donohue, que se tuvieron que conformar con el cuarto puesto final, con una puntuación de 187,69.

Tessa Virtue y Scott Moir, sin embargo, fueron las grandes estrellas de la competición. Con un ejercicio arrebatador, consiguieron la medalla de oro y se convirtieron en los deportistas más condecorados de la historia olímpica en el patinaje artístico, gracias a una rutina libre impregnada de dramatismo y con la música de Moulin Rouge. Virtue y Moir lograron la mejor evaluación de su vida, con 122.4 puntos, para un total sin precedentes de 206.07. - Efe

Últimas Noticias Multimedia