El rapero Valtonyc, a prisión tres años y medio por injurias al rey y enaltecimiento del terrorismo

Será el primer cantante que entra en la cárcel en democracia por estos delitos

Miércoles, 21 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc.

El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc.

pamplona- El rapero Valtonyc irá finalmente a la cárcel. La Sala II del Tribunal Supremo ha confirmado la condena de tres años y medio de cárcel que la Audiencia Nacional impuso a José Miguel Arenas Beltrán por delitos de enaltecimiento del terrorismo -dos años-, calumnias e injurias graves a la Corona -un año- y amenazas -seis meses- en sus canciones. La condena supera en dureza a muchas de las impuestas por el mismo tribunal en casos de corrupción política.

Según informó el TS, la Sala rechaza los argumentos del acusado, que aludió a la libertad de expresión y a la creación artística, y subrayó que el lenguaje del rap es extremo, provocador, alegórico y simbólico. Consideran los magistrados que las canciones que escribió y que publicó en internet incluyen expresiones en apoyo y alabanza a las organizaciones terroristas GRAPO, ETA, y a algunos de sus miembros, así como contra el titular de la Corona y sus familiares, y contra el presidente del Circulo Balear, Jorge Campos, contra quien se dirigieron las amenazas.

El TS entiende que basta con leer los hechos probados en la sentencia -de febrero de 2017- “para comprender la gravedad de las expresiones contenidas y su correcto encaje en los tipos penales de referencia”. Afirma que la sentencia recurrida no “reelabora” ni “saca de contexto” las letras, que no son inocuas por sí mismas, sino que las agrupa, en la fundamentación jurídica, para incluirlas en los tipos penales atribuidos al acusado.

Para los magistrados la Audiencia Nacional tuvo en cuenta que “la pluralidad de mensajes contenidos en las canciones publicados en internet y con acceso abierto por el acusado tienen un indudable carácter laudatorio de las organizaciones terroristas GRAP y ETA y de sus miembros”. Esa actitud “va más allá de la expresión de coincidencia con objetivos políticos, solidaridad con los presos o camaradería nacida de vínculos ideológicos” y “comporta una alabanza, no ya de los objetivos políticos sino de los medios violentos empleados por la citadas organizaciones terroristas y por sus miembros y contienen una incitación a su reiteración”, sostiene la sentencia. “Los referidos contenidos no quedan amparados por la libertad de expresión o difusión de opiniones invocada por el acusado y su defensa”, recalca.

La sentencia recoge fragmentos de canciones por las que ha sido condenado entre ellos: “Los borbones son unos ladrones”, “El Rey tiene una cita en la plaza del pueblo, una soga al cuello y que le caiga el peso de la ley”;“el Rey Borbón y sus movidas no sé si era cazando elefantes o iba de putas, son cosas que no se pueden explicar” o “Terrorismo invicto como los Grapo”.

Otras de las frases son “un pistoletazo en la frente de tu jefe está justificado o siempre queda esperar a que le secuestre algún Grapo” o “cuando digo Gora ETA delante de un guardia civil, por eso te encierran y no por ser un hijo de puta como Urdangarin”.

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) tachó de “inaudito e impropio de una democracia plural” y “una vulneración de los principios internacionales sobre libertad de expresión” la decisión del TS. “Es desconcertante ser testigo en pleno siglo XXI de algo parecido a la Inquisición. La persecución de la libertad de expresión en España está alcanzando cotas insoportables desde hace tiempo, pero encarcelar a un músico por las letras de sus canciones sobrepasa todo lo esperable, aparte de contravenir la legislación internacional sobre la materia”, afirmó la presidenta de la PDLI, Virginia Pérez Alonso.

Asimismo, destacó que Valtonyc va a ser el primer cantante que entre en prisión en España acusado de enaltecimiento del terrorismo. “Lo que estamos viendo es inaudito e impropio de una democracia plural: la persecución de la canción protesta”, criticó. Según el jurista experto en Derecho Internacional y miembro de la PDLI Joan Barata, esta confirmación de prisión “presenta graves incompatibilidades con los estándares internacionales en materia de libertad de expresión a los que España está sujeta”.

Además de la PDLI, más de 200 artistas y personalidades ligadas a la cultura se han sumado a un manifiesto de apoyo al rapero. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia