Un gran parque en la Cuenca de Pamplona

Avelino Goñi - Miércoles, 21 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

En estos últimos 60 años sobre todo, la Cuenca de Pamplona ha sufrido un enorme deterioro como consecuencia de la mano del hombre, que continúa imparable. Ya va siendo hora de que los humanos tengamos un poco de tacto con la naturaleza y pasemos a la acción con aunque sea un pequeño gesto de reparación.

Propongo al Gobierno de Nabarra la creación de una especie de gran parque-bosque en el centro de la Cuenca. Un parque que serviría para, entre otras cosas, refugio de las aves y pequeño oasis verde. Lugar donde se podrían plantar todo tipo de árboles frondosos y autóctonos. Hacer un hermoso lago en el centro y respetar las regatas propias del lugar. Una gran fuente monumental en el centro como espectáculo y para amenizar y disfrute del lugar. Con pistas de tierra y donde las hojas y la hierba crezcan a su antojo, sin necesidad de estar todo el día cortando y recogiendo. Dejando que la naturaleza haga su trabajo.

Un gran parque con apenas coste de mantenimiento, natural y semisalvaje. Con una sola carretera central que lo cruzara y donde los vehículos fueran casi una anécdota.

Sería cuestión de buscar una buena ubicación. Yo había pensado, por ejemplo, en donde está Guenduláin. Es céntrico el lugar y bien situado. Además, si no se van a edificar viviendas en dicho lugar, y si no se sabe qué hacer con esos terrenos, se podría aprovechar la coyuntura.

Por ejemplo, todo el término que iba a ser destinado a esa macrociudad podría ser destinado a parque-bosque. Conservando la iglesia y el palacio como historia de Nabarra y atractivo turístico.

Un parque de grandes dimensiones. Un parque de, al menos, 10x10 km2. Un parque para pasear, andar en bici, pasar un rato... Un parque que ojalá lo veamos pronto. Lo agradecerán las aves, la fauna y la flora salvajes de la zona y lo agradeceremos todos y nuestra salud.