A la contra

El ‘Robin’

Por Jorge Nagore - Miércoles, 21 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Ha habido revuelo estos días porque Michael Robinson, desde hace 25 años estrella mediática, dijo en una entrevista que nunca perdonará a Osasuna porque hace mil años no le dejaron a su hijo salir al campo con el capitán, algo que no hacía ningún niño entonces. Años después, a Robinson se le entregó una insignia en el campo y a su hijo se le dio una camiseta. Es bastante más de lo que yo he visto hacer por decenas de jugadores que han defendido esta camiseta mucho más tiempo y con más éxito que Robinson, un jugador simpático y ganagradas donde los haya. Lo digo porque lo vi jugar todos y cada uno de sus partidos en casa, corriendo en busca de balones imposibles en carreras idiotas que, eso sí, le daban el fervor de la grada, yo incluido, ahí, con mis 14-15 años en preferencia cubierta mordiendo valla. Robin fue el tercer extranjero tras el bueno y soso de Pedersen y el prematuramente lesionado Aguirre y su simpatía y por qué negarlo buen nivel y mejor disposición le hicieron ídolo un par de temporadas, aunque en aquel equipo eran mejores Goiko, Ziganda, Rípodas o el mismo Sola o Roberto o Castañeda. Robin, era, sin más, Robin, alguien al que quisimos porque nos quiso pero que se pasa mil pueblos con su manía a ciertas personas del club que no son ni de lejos el club ni mucho menos nosotros, que le seguimos teniendo cariño. Recuerdo que cuando se retiró por lesión se empeñó en salir a saludar un día de partido y así lo acabó haciendo, a pesar de que no era lo habitual. Osasuna ha sido y es un desastre homenajeando a sus jugadores y a sus leyendas, pero entre ellas no está Robin, hay mínimo 100 jugadores antes que él que merecen más de lo que él ya ha recibido. Que insista con esos recuerdos tan concretos de personas muy concretas y hechos banales mancha su buena imagen como exrojillo y presentador. Él sabrá. Yo lo que quiero es un partido homenaje a Puñal.

Últimas Noticias Multimedia