Mesa de Redacción

15 años del cierre ilegal de ‘Egunkaria’

Por Joseba Santamaria - Miércoles, 21 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Se cumplen 15 años del cierre ilegal de Egunkaria. Ilegal, según la sentencia de 2010 de la propia Audiencia Nacional, un durísimo fallo contra la operación judicial, política y policial que dirigió penosamente el juez Del Olmo. 18 personas fueron detenidas y encausadas, y hubo denuncias de torturas y malos tratos que derivaron en otra condena del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo al Estado español por no investigarlas. Además, 150 personas perdieron su puesto de trabajo. A día de hoy, ningún representante del Estado ha pedido perdón por aquel atropello antidemocrático contra la libertad de expresión y el derecho de información a las personas implicadas, periodistas, accionistas y lectores. Como si no hubiera ocurrido nada. Como si esas personas no hubieran sufrido un proceso judicial colectivo con sus consecuencias laborales, económicas y vitales sin que hubiera una sola prueba científica objetiva que avalase la causa. El proceso se saltó todas las salvaguardas constitucionales y garantistas de un Estado democrático bajo el falso argumentario del todo es ETA, pero la memoria oficial de aquellos hechos intenta enterrar la historia real de lo ocurrido. Ni el juez Del Olmo ni ningún responsable político del impulso a aquella operación -ni tampoco los medios que la aplaudieron de forma entusiasta o miraron para otro lado- ha asumido responsabilidad penal, judicial o económica alguna. Una justicia de impulso y obediencia política que se repite ahora en Catalunya. Basta comparar aquellos fantasiosos autos de Del Olmo para justificar el atropello a Egunkaria y compararlos con las imaginarias acusaciones de la juez Lamela y el juez Llanera a los líderes del catalanismo. Del todo es ETA hemos pasado atodo es procés. Se mantiene el todo vale político, mediático y judicial. Y TV3 puede ser ahora el objetivo.