Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las empresas de Gürtel trabajaron con el PP de Navarra en varios actos

El Bigotes admite que las firmas de la trama colaboraron varias veces con el Partido Popular en Navarra

Señala al marido de Cospedal y a un amigo de Rajoy como donantes del PP

Miércoles, 21 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Álvaro Pérez, ayer en la comisión el Congreso que investiga la financiación ilegal del PP.

Álvaro Pérez, ayer en la comisión el Congreso que investiga la financiación ilegal del PP. (EFE)

Galería Noticia

Álvaro Pérez, ayer en la comisión el Congreso que investiga la financiación ilegal del PP.

“A Rajoy le conocí en 2004, tras las elecciones, y trabajé con él once meses organizando actos por toda España” - “Se me desparrama la bilis porque la justicia no es igual para todos y algunos implicados están sentados en su escaño tan felices”

pamplona- Álvaro Pérez, El Bigotes, en prisión por el caso Gürtel y considerado el número tres de la trama, aseguró ayer a la Comisión de Justicia del Congreso que investiga la financiación irregular del PP que las empresas de la red corrupta encabezada por Francisco Correa - que sirvieron para llenarse sus bolsillos y para la entrada de fondos presuntamente ilegales en las arcas del partido de Mariano Rajoy- trabajaron con varias ocasiones con el PP de Navarra.

Así lo reconoció ayer Álvaro Pérez a preguntas del diputado de EH Bildu Oskar Matute. El parlamentario inquirió a El Bigotes si las empresa de Corrrea habían trabajado para el PP de Navarra y del País Vasco y Pérez fue tan láconico como elocuente. A ambas preguntas dos “sí” rotundos atronaron en la sala delCongreso. Matute todavía le preguntó si esta colaboración se dio en varias ocasiones y El Bigotes volvió a responder con otro “sí”, sin especificar cuáles.

Previamente, a preguntas del portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, Pérez aseguró que lasempresas de la red de Correa trabajaban con el PP de toda España. “Yo conocía a todos los gerentes del PP pues eran los que me recibían cuando íbamos a organizar un acto. Hemos trabajado con todos, en Barcelona, Andalucía, País Vasco...”, aseguró.

El Bigotes, que acudió al Congreso custodiado por cinco polícías secretas y un impresionante despliegue de seguridad, añadió que “el gerente de cada lugar te recibía, te llevaba al lugar del mitin correspondiente etc;incluso nos reuníamos la víspera Jesús Seúlveda, Juan Carlos Vera y yo con ellos...”.

presencia frecuente en génovaEl Bigotes, que cumple condena en la cárcel de Valdemoro (Madrid) por los contratos de la trama Gürtel para los espacios de la Generalitat Valenciana en Fitur y que también está acusado en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por la supuesta financiación ilegal del PP valenciano, según relató, para organizar los actos del PP iba a diario a la sede de Génova y se reunía con mucha frecuencia con Jesús Sepúlveda (exalcalde de Pozuelo y exmarido de Ana Mato) y también con los hoy diputados Juan Carlos Vera y Juan José Matarí, que estaban en el área de Organización. Como su presencia en la sede de Génova era muy frecuente y organizaba numeroso actos, llegó a tratar con muchos que hoy son dirigentes del partido, y mencionó a Javier Arenas y al portavoz Rafael Hernando.

Recordó también que, según consta en los sumarios, el cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, regaló un coche no sólo a Sepúlveda, sino también a Juan Carlos Vera, que como escogió un modelo más barato le dio para hacer unas reformas en casa con lo que sobraba.

Con Rajoy no tuvo esas reuniones y su relación se circunscribe a los once meses transcurridos desde la campaña de las elecciones generales de 2004, en la que el hoy líder del PP fue por primera vez cartel electoral. Llegaron a compartir un viaje de más de un mes en Argentina cuando Rajoy hacía campaña en la comunidad emigrante.

La última vez que vio a Rajoy fue cuando le acompañó a una óptica para cambiarse las gafas y ponerle unas más modernas. Iba con Belén Bajo, hoy también diputada, que era entonces jefa de prensa de Rajoy. Ella fue quien en una ocasión le abroncó en la sede nacional y por eso dejó de trabajar con Génova y ya después le acogió Francisco Camps en la Comunidad valenciana.

A su juicio, el origen de aquella ruptura fue que Rajoy se llevaba “fatal, a palos”, con José María Aznar, que era quien les llevó a Génova, y que por eso decidió cortar con aquellas empresas.

El PP, explicó no era buen pagador y tenía que enviar cartas a quien mandaba, incluso a Rajoy, para cobrar.

Álvaro Pérez, el responsable de Orange Market, insistió en que recibió durante años contratos amañados para actos públicos y electorales del PP. Según recordó él no aparece en los llamados papeles del extesorero Luis Bárcenas, pero está compareciendo en la comisión de investigación, y en cambio hay nombres de esa supuesta contabilidad paralela del PP que ni se les ha llamado a declarar ante ninguna instancia, y citó en concreto dos nombres: Ignacio López del Hierro y Castillo, marido de María Dolores de Cospedal y exconsejero de Metrovacesa, y Ángel Pîñeiro, un amigo de la infancia de Mariano Rajoy que fue su “edecán”.

“Figuran como atizantes (donantes), iban a soltar el mondongo y no les he visto en ningún juicio, no dicen ni pío. A lo mejor es que tienen algún privilegio. Me gustaría que vinieran mañana aquí como yo”. - R. Martín

el apunte

la conexión navarra de gürtel

Del Burgo. Hasta ahora, la única conexión de la trama Gürtel con Navarra ha sido la entrega de dinero en efectivo de dudoso origen por parte de Génova al PP navarro. El exdiputado Jaime Ignacio del Burgo declaró hace un año en la Audiencia Nacional que juzgaba la primera época de actividades de la Gürtel (1999-2005) que el extesorero del PP Luis Bárcenas le entregó dinero en efectivo para que se lo hiciese llegar a otras personas, no por decisión suya sino porque era un “ejecutor de órdenes”. Dijo que recibió en dos ocasiones dinero “lícitamente” obtenido del PP para el exdiputado de PPN Calixto Ayesa para saldar una deuda electoral de 1982 y para una víctima de ETA.