Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

‘Vespa’ recupera la alegría en San Adrián

LA historia dE ‘vespa’, una perra que sirvió en PROTECCIÓN CIVIL y que fue maltratada en vigo, donde se le amputó una pata, ha escrito su final feliz al ser adoptada por la familia de luis miguel, eva y ‘zape’ en navarra

Un reportaje de Enrique Conde - Miércoles, 21 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

‘Vespa’ ya está en su nuevo hogar junto a Luis Miguel Pérez, ‘Zape’ y Eva Piriz.

‘Vespa’ ya está en su nuevo hogar junto a Luis Miguel Pérez, ‘Zape’ y Eva Piriz. (Foto: cedida)

Galería Noticia

‘Vespa’ ya está en su nuevo hogar junto a Luis Miguel Pérez, ‘Zape’ y Eva Piriz.

Vespa es una perra pastora malinois de 4 años que se convirtió hace unos meses en casi un fenómeno social. Después de servir durante años en Protección Civil, tuvo que ser rescatada junto a otros once canes tras sufrir el maltrato de sus cuidadores en Vigo (Pontevedra) y a continuación se viralizó su imagen a través de redes sociales y de programas de televisión como El Hormiguero (Antena 3), donde el actor Dani Rovira la hizo protagonista de su sección para que pudiera encontrar una familia que la adoptara. Ahora, entre más de 500 familias que se interesaron por acogerla, Vespa vive desde hace una semana en San Adrián, con sus padres adoptivos -Luis Miguel Pérez Abad, calagurritano que trabaja en mantenimiento industrial, y Eva Piriz González, profesora-. También Vespa comparte mimos y colchón con Zape, un perro de la misma raza de tres años que pertenece a Luis Miguel y Eva desde que era cachorro.

Con su nueva familia, Vespa ha recuperado el ánimo. Y todo fue posible gracias a la asociación Héroes de 4 patas, que promueve la adopción de los perros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y cuya presidenta, Rosa Chamorro, recuerda que perros como Vespa cunden a lo largo del día. Su tenencia requiere una dosis extra de atención, porque estos perros necesitan cuidadores muy activos que sepan desarrollar sus habilidades y les aporten ejercicio suficiente. Quizás por ello, Luis Miguel y Eva fueron los elegidos como su nueva familia. A ambos les encanta patear el monte y buena parte del tiempo de ocio lo dedicaban a Zape, que ahora tiene que repartirse las horas de ocio con la llegada de Vespa. “Se nota que la que manda es ella, apenas llevan una semana, pero la perra manda más que Zape”.

El matrimonio, residente en San Adrián desde hace año y medio, practica también bicicleta de montaña y precisamente Zape se desfoga a gusto por el campo de San Adrián. Además, añade Luis Miguel, “vivimos a las afueras y nada más pisar la calle tenemos mucho campo para correr”. La pareja no había pensado antes en adoptar otro perro, “y menos uno que fuera igual, porque son animales muy activos”, pero “vimos la historia de Vespa a través de Héroes de 4 patas y luego por la televisión y parecía que no la iban a adoptar, por los que nos decidimos a escribir un correo para interesarnos. Ya sabes que sarna con gusto no pica. y, además, era un gustazo hablar con la asociación porque tiene un fin precioso. A partir de ahí, superamos una entrevista, un cuestionario y vino a visitarnos un especialista para ver las condiciones de la vivienda, el estado de Zape, la manera de comportarse con nosotros”. Así fue hasta que el 9 de febrero les dieron la buena nueva y se la llevaron para casa. Desde entonces, “cuando la perra había tenido un bajón anímico en el centro de acogida, solo ha mejorado. Pide mucha más atención que Zape, porque es muy mimosa, lleva una semana y solo quiere jugar. La perra, a día de hoy, es pura alegría. Creemos que le podemos dar una vida mejor, porque nos encantan los animales y, en casa, ambos hemos tenido perros en la familia. Y hay que motivar a la gente para que adopte con conciencia, que sepa que un animal es algo muy bonito pero que te vincula para toda la vida y hay que ser responsable”, advierte Eva, “porque además, ese cariño que tú les das te lo devuelven con creces”. Es el caso de Vespa, a la que le cuesta no empatizar con la gente. “Con lo que ha tenido que sufrir esta perra, parece increíble que socialice tanto. Solo quiere caricias y mimos de los vecinos”.

En su etapa de Protección Civil Vespa participó en operativos como la búsqueda de un mariscador desaparecido en La Guardia (Pontevedra) en agosto de 2016. Un año después, una denuncia del grupo de veterinarios Akivet y de la asociación protectora Alma PPP permitió al a Guardia Civil abrir diligencias contra la pareja responsable de los animales. Cuando fue encontrada, Vespa tenía un estado higiénico deplorable, sufría desnutrición y deshidratación, igual que el resto de animales con los que vivía, así como la pata gangrenada que fue amputada. Ahora, en San Adrián, es una perra nueva. “Que mejor que tener un veterinario de la familia que nos dice que la perra está perfecta”, se alegran Luis Miguel y Eva.

Últimas Noticias Multimedia