mantienen que el árbitro prohibió hablar euskera

Los clubes dan “carpetazo” pese a la “cerrazón” del colectivo arbitral

POLÉMICA | El Idiazabal y el Elgoibar ponen fin a la controversia y se niegan a firmar un documento conjunto en el que se señale que “malinterpretaron” las palabras del árbitro

Jueves, 22 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Aranburu, Basurto, Gabilondo, Calparsoro y Navas, en la reunión del martes en la Federación.

Aranburu, Basurto, Gabilondo, Calparsoro y Navas, en la reunión del martes en la Federación.

Galería Noticia

Aranburu, Basurto, Gabilondo, Calparsoro y Navas, en la reunión del martes en la Federación.

Donostia- El Idiazabal y el Elgoibar dieron ayer por finalizada con un comunicado la polémica surgida a raíz de la actuación del árbitro Manuel Sarrión González que -según aseguran los dirigentes de ambos clubes- prohibió hablar euskera a los jugadores durante el partido de Regional Preferente que disputaron el sábado pasado bajo amenaza de expulsión.

Ambas entidades quieren dar “carpetazo” a la controversia generada, tal y como aseguraron a este periódico, pero se niegan a firmar un documento conjunto a modo de acuerdo porque desde el Comité Técnico de Árbitros de Gipuzkoa, a su entender, no se ha cumplido con lo pactado en la reunión que mantuvieron todas las partes el martes por la noche en la sede de la Federación Guipuzcoana de Fútbol. En la cita, de la que informó ayer NOTICIAS DE GIPUZKOA, comparecieron los presidentes de ambos clubes, Matías Aranburu -Idiazabal KE- y Jon Basurto -CD Elgoibar-, el presidente y el secretario de la Federación, Pedro Calparsoro y Patxi Gabilondo, y el presidente del órgano arbitral, Emilio Navas.

Entre las cuestiones tratadas, acordaron zanjar el asunto y que ninguna de las partes volviera a realizar declaraciones públicas con el fin de apaciguar los ánimos y que “las aguas volvieran a su cauce”.

Algo que no se cumplió porque el colegiado andaluz, adscrito desde noviembre al comité guipuzcoano, participó ayer en un programa de televisión para explicar su versión a pesar de los intentos que se hicieron desde la Federación para que no ocurriera. Este hecho, unido a la “cerrazón” mostrada por los representantes del colectivo arbitral del territorio, motivaron que el Idiazabal y el Elgoibar decidieran hacer público un escrito con el que quieren dar por finalizado el asunto.

Los dos clubes guipuzcoanos, que apelan al “honor”, señalan en su documento que no firmarán ninguna carta en la que se establezca que “malinterpretaron” las palabras del árbitro Sarrión González, del que aseveran que “se equivocó y no lo quiere reconocer”.

Asimismo, tanto la entidad idiazabaldarra como la elgoibartarra expresan su “máximo respeto al colectivo arbitral” porque saben que “arbitrar no es fácil” y se comprometen, como es su costumbre, a “defender a los árbitros ante cualquier acto no deportivo”. - R.S.

Comunicado

Idiazabal y Elgoibar. Ante los hechos ocurridos los últimos días, el CD Elgoibar y el Idiazabal KE quieren y van a zanjar el tema definitivamente con este escrito.

Primero, mostrar nuestro máximo respeto al colectivo arbitral. Sabemos que arbitrar no es fácil, y estas directivas van a estar siempre para defender a los árbitros ante cualquier acto no deportivo.

El CD Elgoibar y el Idiazabal KE quieren agradecer el apoyo de la Federación Guipuzcoana de Fútbol y a su presidente y secretario, que han intentado en todo momento mediar en este caso.

Decir que el Comité de Árbitros y la AGAF (Asociación Guipuzcoana de Árbitros) muestran una cerrazón y un hermetismo tal que ha sido imposible llegar a ningún acuerdo.

El CD Elgoibar y el Idiazabal KE no van a firmar una carta donde se dice que se han malinterpretado las palabras. Este señor se equivocó y no lo quiere reconocer.

Es una cuestión de honor. Uno de los clubes que representamos ha cumplido 100 años y somos fundadores de la Federación Guipuzcoana. No tenemos ninguna necesidad de ir contra nadie.

Agradecemos profundamente a los ayuntamientos de Elgoibar y de Idiazabal su apoyo, y también a los clubes que internamente nos han apoyado.

Esperamos que el estamento arbitral esté a la altura.