Café bebido

¡(La) Viva (de) España!

Por Reyes Ilintxeta - Jueves, 22 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Leo en el diccionario de la RAE que la definición de nacionalismo es: “Sentimiento fervoroso de pertenencia a una nación y de identificación con su realidad y con su historia”, por eso no entiendo cómo hay gente que todavía se cree que es una especie de término despectivo sólo aplicable a vascos y catalanes. Los nacionalistas españoles están cada vez más subidos de tono. Lo único que les faltaba era una letra para su himno patrio y ahí ha llegado la nueva musa oficial, Marta Sánchez, para solucionarlo. Dice que tuvo una visión allí en Miami donde vive en mejores condiciones meteorológicas y, sobre todo fiscales, y le vino la inspiración: “Crece mi amor cada vez que me voy, pero no olvides que sin ti no sé vivir. Rojo, amarillo, colores que brillan en mi corazón y no pido perdón. Grande España, a Dios le doy las gracias por nacer aquí, honrarte hasta el fin”. Ya hay en marcha una recogida de firmas para pedir que se declare letra oficial y ella dice que si lo consigue “ya se puede ir tranquila a la tumba”. Es el resurgir de esta superviviente que en la Navidad de 1990 se fue con el ministro de Defensa al Golfo Pérsico para cantarles a las tropas Soldados del amor con poca ropa y mucho amor patrio. La misma que en 2010 declaró: “Gracias a mi desnudo en Interviú me pude comprar mi casa de Ibiza” tras cobrar 35 millones de pesetas, 20 con un talón “y luego 15 en dinero negro en una bolsa de El Corte Inglés” como rememora el exsubdirector de la mítica revista.

Esto es cultura y sin embargo lo de las fotos de los presos políticos en Arco, las canciones de Valtonyc o el libro Telleria eta gero zer? que les dieron a leer a los jóvenes de Baztan, no son más que provocación cuando no exaltación del terrorismo.

Últimas Noticias Multimedia