Los afiliados de Castejón dejan el PSN cansados de financiar a una jerarquía que les “da la espalda”

La secretaria general local busca conciliación y acogerá “a quien quiera volver”

Fermín Pérez-Nievas - M.A. Galilea - Jueves, 22 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Cristina Ros y Vicente Aragón en el pleno.

Cristina Ros y Vicente Aragón en el pleno.

Galería Noticia

Cristina Ros y Vicente Aragón en el pleno.Laura Díez.

castejón- “Dejaremos de militar en el PSN y en el PSOE;estamos convencidos de que para ser socialistas no nos hace falta su carnet. Consideramos que nuestro recorrido ha llegado a su fin, no vamos a seguir luchando por salvar este partido que en Castejón y en Navarra se hunde cada vez más. Estamos cansados de tanta manipulación y de financiar a una jerarquía que nos ha dado la espalda”. Así concluye el comunicado que los 26 antiguos afiliados han entregado a la dirección del PSN para explicar por qué dejan la disciplina socialista.

Estos antiguos militantes, entre los que se encuentran también los dos concejales, que pasarán a ser no adscritos a ningún partido, aseguran que se van “tras dos años de falta de democracia interna y malas formas”. En la nota señalan que han decidido abandonar las siglas del PSN “ante la falta de democracia interna, de objetividad” y por “el favoritismo discriminatorio que venimos sufriendo desde hace años”.

En el documento narran cómo su malestar, tras el pacto UPN-PSN, continuó en agosto de 2012 cuando, tras la dimisión del secretario general de la agrupación local, se eligió un nuevo comité que “no fue aceptado por aquellos que aún siguen dirigiendo el partido e impusieron el suyo”. En este sentido recuerdan cómo “nos han boicoteado todas las decisiones democráticas que hemos tomado” por lo que concluyen que “seguir peleando con el aparato del partido no nos lleva a ningún lado” y aseguran que la dirección “se ha cargado un partido con mucha trayectoria en Castejón”. De hecho en 8 años han pasado de tener mayoría absoluta a contar solo con dos ediles.

Tras perder la lista que encabezaba la secretaria general y exalcaldesa, Yolanda Manrique, en las elecciones internas, ésta presentó la dimisión y se creó una gestora que se prolongó durante más de dos años (pese a que lo estatutos apuntan que ha de tener una duración máxima de 90 días). Los críticos indican en la nota que en este tiempo la asamblea ha “deambulado en el desierto más absoluto” al no convocar reuniones. Tras la celebración del Congreso Regional en noviembre denuncian que se preparó “un asalto” a la asamblea local “buscando lo que coloquialmente se conoce como un mirlo blanco, con la bendición de la mano que mece la cuna que todos conocemos en el pueblo”. Además acusan a la dirección de manipular los estatutos e incluso “mantener en los censos a militantes dados de baja hace años”. Por último concluyen que la “gota que ha colmado el vaso” ha sido que no contaran para hacerlo con el grupo municipal.

la direcciónPor su parte, la actual secretaria general del PSN en Castejón, Laura Díez, tuvo ayer palabras de conciliación pese al abandono de la mitad de su formación y quiso dejar claro que las puertas “siguen estando abiertas para todos los que quieran trabajar por Castejón. Quien quiera volver para empezar de nuevo será bienvenido”.

Díez señaló que de momento no va a pedir a los ediles que entreguen el cargo, ya que prefiere “esperar a que las aguas se calmen y ver cómo evolucionan las cosas”. Ayer tuvo palabras de compresión para sus excompañeros y apuntó que “a veces son los enfrentamiento personales más que los políticos los que llevan a estas situaciones. Espero que esto se acabe ya para que sea el principio de algo. Solo puedo decir que ha sido una decisión muy personal y como tal merece todo mi respeto”. Pese a que sólo lleva cuatro meses en el cargo (pero 15 años en Castejón), tiene claro que aspira a formar un partido (ahora sin voz en el pleno tras años de mayorías absolutas), “dinámico, con ganas de trabajar y con escucha atenta a las necesidades de un pueblo con muchas posibilidades”. La secretaria general del PSN en Castejón señaló que prefería mantenerse “imparcial” entre las dos familias históricas del socialismo castejonero, “sólo me interesa mirar adelante”.