El monoplaza de Alonso se ve por primera vez en Noáin por un descuido

FÓRMULA 1 | Una ráfaga de viento levanta la lona que cubría el nuevo mclaren a su llegada ayer al aeropuerto de pamplona y se confirma que el color del coche, que ya descansa en el circuito de navarra, será naranja papaya

Viernes, 23 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El nuevo McLaren, a su llegada al aeropuerto de Noáin.

El nuevo McLaren, a su llegada al aeropuerto de Noáin. (Twitter)

Galería Noticia

El nuevo McLaren, a su llegada al aeropuerto de Noáin.

pamplona- El equipo McLaren de Fórmula 1 aterrizó ayer en Pamplona y desveló, sin quererlo, uno de sus secretos mejor guardado: el monoplaza con el que la próxima temporada competirán sus dos pilotos titulares, el asturiano Fernando Alonso y el belga Stoffel Vandoorne. La escudería, que tiene previsto realizar hoy la presentación oficial del coche en un acto privado en el Circuito de Navarra, en Los Arcos, aterrizó ayer por la mañana en el aeropuerto de Noáin con el monoplaza, que iba completamente cubierto con una lona. Sin embargo, una ráfaga de viento dejó al descubierto parte del coche. El incidente no habría pasado a mayores si alguien no hubiera inmortalizado el momento, circunstancia que sí ocurrió y, además, la cuenta de Twitter del aeropuerto de Noáin publicó la imagen. Pese a que no tardó demasiado en retirarla de las redes sociales, ya se había difundido y la noticia corrió como la pólvora.

Aunque bastante difusa, se trata de la primera imagen del MCL33, un coche con el que Fernando Alonso aspira a volver a pelear por el título mundial de Fórmula 1 después de mucho tiempo sin poder hacerlo. La cuestión es que la polémica imagen confirmó que, como un guiño a su pasado histórico, McLaren va a recuperar el color naranja papaya. Y es que la escudería inglesa es una de las más antiguas de la Fórmula 1 y uno de los primeros monoplazas que fabricó y que llegó a pilotar su fundador, el neozelandés Bruce McLaren, era de dicho color, por lo que parece que la vuelta a sus orígenes ha sido una de las estrategias usadas por los británicos.

Más allá de debates estilísticos, lo importante del coche es el cambio de motor, ya que McLaren va a pasar de llevar uno de Honda a uno de Renault, que, no obstante, seguirá suministrando motores a otros dos equipos: su propia escudería, en la que correrá Carlos Sainz, y Red Bull, que la pasada temporada ganó tres carreras con la marca del rombo. - Efe/D.N.

Últimas Noticias Multimedia