un incremento del 6,43% respecto a 2017

El cuatripartito saca adelante los presupuestos de Barañáin

La cifra, 16 millones de euros, supone un incremento de 817.350 euros, el 6,43% respecto a 2017

Mikel Bernués / Iñaki Porto - Viernes, 23 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Ediles de Geroa Bai y Bildu, durante una votación en el pleno de ayer.

Ediles de Geroa Bai y Bildu, durante una votación en el pleno de ayer. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Ediles de Geroa Bai y Bildu, durante una votación en el pleno de ayer.

barañáin- “Renovación”. Es la “palabra clave” que empleó la alcaldesa de Barañáin, Oihaneder Indakoetxea (EH Bildu), para referirse a los presupuestos que ayer sacó adelante el cuatripartito con abstención socialista y el voto contrario de UPN y Pueblo. La cifra total, incluyendo la Escuela de Música Luis Morondo y Lagunak, asciende a 16.098.000 euros, con un notable incremento respecto a 2017: 817.350 euros, el 6,43%. Con Montoro y su famosa ley revoloteando por el salón de plenos -fue mentada varias veces para explicar las limitaciones de las entidades locales para disponer de sus dineros con libertad-, la alcaldesa reconoció que, “viendo los números, es cierto que poco a poco vamos mejorando”.

También aseguró que ese 6,43% más que el Ayuntamiento va a gastar están “respaldados en unos ingresos que tenemos que valorar de manera positiva”, como el apoyo del Gobierno Foral para aliviar la cuota de Montepío, que supone un ahorro neto de 390.000 euros, o “las transferencias corrientes que recibimos del Gobierno, que se van a incrementar como mínimo un 2,1%”. “Todas las áreas han visto incrementadas sus partidas”, comentó desgranando varias cantidades. En definitiva, habló de unas cuentas “que cubren las necesidades de la ciudadanía”. “Toca renovar”, finalizó.

“Se han trabajado y se ha tratado de buscar el consenso”, explicó por su parte Ioseba Úriz (Geroa Bai) sobre unas cifras “en la línea del ejercicio anterior. Se apuesta por fortalecer áreas como Servicios Sociales pese a las restricciones de Madrid”, y valoró “muy positivamente” una enmienda de Alcaldía que trasvasa 30.000 euros de Lagunak a Empleo Social (20.000), colaboración internacional (8.500) y al Club de Jubilados (1.500). “Es un dinero que va a la gente más necesitada”, esgrimió.

Txuma Huarte (Participando) responsable de Servicios Sociales, Igualdad, Comunicación Intercultural y Personas Mayores, se echó flores a sí mismo y recalcó “el trabajo del equipo de Gobierno” al tiempo que consideró “bastante potenciada” su área, un 17% respecto a 2017 y un 54% frente al gasto de 2014. “La apuesta es clara”, dijo.

“Trabajo”, “participación”, “programa” y “coherencia”, resumió por su parte David Armendáriz (I-E/Equo) sobre las cuentas. También explicó los números de Lagunak como presidente de su Junta Rectora. Dos millones de euros de los que, recordó, más del 50% del gasto ya está comprometido: 13% en consumos, un 23% en estructura y personal y el 17% en servicios como limpieza, socorristas, mantenimiento). “Pero siempre hay margen para mejorar y se ha mantenido la inversión para las distintas secciones”. También recordó que el 77% de los ingresos de Lagunak procede de las cuotas de sus socios, “y lo primero es cuidar y mimar a nuestros abonados”.

la oposición se oponeLa satisfacción de la alcaldesa y su grupo, Geroa Bai, Participando e I-E/Equo no tuvo eco en la compañera de corporación María Lecumberri (UPN). Los mismos números le sonaban distintos e hizo honor a la función que desempeñan como oposición;oponerse. “El presupuesto no se ajusta a la realidad del municipio y no refleja medidas en relación a la disminución de habitantes”, aseguró. También criticó varias partidas concretas, como los 30.000 euros para subvencionar el aprendizaje del euskera o 3.000 más para su motivar el uso de la lengua. “¿Qué pasa con las personas que no quieren aprender euskera? ¿Se van de Barañáin o qué hacemos con ellas?”, dijo.

“No se pueden incrementar los gastos un 6% cuando nos ingresos no aumentan en la misma proporción”, avisó además a la población. Y Jesús Bordes (Pueblo de Barañáin), casi siempre en consonancia con el voto regionalista, no vio con buenos ojos la partida nominativa de 160.000 euros para el Auditorio Barañáin. “Ya vale de tanta subvención, habría que hacer más taquilla”, aseguró.

Entre el sí y el no, lo que viene a ser una abstención, se posición el PSN para “no bloquear la gestión del equipo de Gobierno”, explicó Carlos Prieto. El socialista agradeció “que por fin haya voluntad de que consensuemos presupuestos”, aunque desconfió de “la garantía de los ingresos. No estoy de acuerdo. Dudo que se vaya a cumplir”, vaticinó. ¿El presupuesto en sí? Más de lo mismo, poca capacidad de maniobra. ¿Aportaciones nuevas? Alguna hay, pero tampoco significativa”, añadió.

Y así, con algún cruce dialéctico entre UPN y EH Bildu de por medio, el cuatripartito se puso de acuerdo y volvió a sacar adelante sus cuentas por tercer año consecutivo.