vecinos

El murciélago amigo de los txikis de Beheko Basoa

Igor Erbiti es el impulsor de un proyecto de divulgación del bosque en Etxarri a través de teatro, talleres y una colección de libros

Nerea Mazkiaran - Sábado, 24 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Igor Erbiti, en el bosque, con uno de sus libros, que acaba de salir publicado.

Igor Erbiti, en el bosque, con uno de sus libros, que acaba de salir publicado. (NEREA MAZKIARAN)

Galería Noticia

Igor Erbiti, en el bosque, con uno de sus libros, que acaba de salir publicado.

“A través de Beltx queremos transmitir a los txikis la historia del bosque, su valor y la necesidad de preservarlo”

etxarri aranatz- Con el objetivo de acercar el bosque a los niños y niñas, la empresa de ingeniería forestal y consultoría ambiental Lur Geroa ha publicado Beltx Beheko Basoan, un libro ilustrado con el que se estrena una colección que a su vez forma parte de un proyecto más amplio, con teatros y talleres. “Hace diez años comenzamos a trabajar el tema del uso público del monte y queríamos contar a los txikis la historia del bosque y transmitirles su valor así como la necesidad de preservarlo”, recuerda Igor Erbiti, ingeniero de montes y autor del texto, que cuenta con ilustraciones de los hermanos Koldo y Korali Villalba.

La idea comenzó a coger forma cuando dieron con el personaje conductor de este proyecto, Beltx, un murciélago que vive en Beheko Basoa, en Etxarri Aranatz. “Estábamos trabajando con José Luis Erdozia en un proyecto de toponimia para el Ayuntamiento y salió el nombre de iñerexagu, que es como llaman en Etxarri a los murciélagos”, apunta. Lo cierto es que les gustó la palabra y también lo que representaba, un animal en peligro de extinción poco valorado y que realiza una gran aportación. Y es que además de comer cantidades ingentes de molestos mosquitos, es clave en la polinización. “De los grandes cinco grupos de animales que necesita el hombre para subsistir, el murciélago es uno”, explica.

A partir del protagonista surgieron otros personajes como Kokil, un pájaro carpintero;el porquero Txertxei y la pirata Maki, los secundarios de la primera publicación. Su elección tampoco fue al azar. “Los pájaros carpinteros son muy importantes para la biodiversidad, al igual que los montes de dehesa”, explica. A través de Maki se da a conocer el uso del bosque para la industria naval y la costumbre de plantar diez árboles por cada ejemplar cortado.


TEATRO Antes de dar el salto al papel, entre 2015 y 2017 se realizaron cuatro representaciones del cuento. “Al teatro acudieron una media de 20 familias. Gustó mucho el formato y el efecto sorpresa de ver a los personajes entre los árboles. Los niños y niñas estaban cautivados”, recuerda. Al respecto, Igor Erbiti incide en los beneficios de la naturaleza en la infancia. Porque es verdad que hay txikis que creen que la leche o los huevos vienen de los supermercados, criaturas que crecen en un entorno urbano. “Algunos profesionales lo han denominado síndrome o trastorno por déficit de naturaleza, que se manifiesta en obesidad, estrés, trastornos de aprendizaje, hiperactividad, fatiga crónica o depresión, entre otros síntomas”, señala. “Hay datos empíricos que demuestran que los bosques influyen en el bienestar psicológico y emocional y sobre las capacidades intelectuales de las personas”, incide. Y es que la naturaleza ofrece una experiencia sensorial completa. Se puede tocar, oler, ver, oír… Un espacio dónde investigar y aprender.

Así, Beltx es una especie de profesor, un personaje para la divulgación del valor del bosque y la educación ambiental en el sentido más amplio. Pone el foco en sus usos tradicionales, desde la madera para diferentes actividades además de la ganadería y otros emergentes como pueden ser la recolección de hongos, frutos silvestres, correr o pasear. “Todos los usos deben ser compatibles. En el bosque hay sitio para todos. Tenemos que convivir respetándolo y cuidándolo, preservando su biodiversidad”, destaca.

Dentro de este proyecto también se impartieron talleres en la ikastola y escuela de Etxarri así como en la de Buztintxuri. “Viene de la inquietud de enseñar a los txikis otros valores como viajar, tener amigos, cuidar el entorno, y otro tipo de inquietudes como el montañismo y alpinismo”, observa. El primer taller fue sobre los murciélagos en el mundo. “Queríamos nutrirnos de otros proyectos de sensibilización hacia el cuidado de los murciélagos que se está haciendo a nivel mundial. Nos ha servido para conectarnos con el mundo y crear una red de colaboración”, apunta. Asimismo, abunda en que se trata de un proyecto transversal que busca ser un referente en educación forestal dirigido a niños y niñas.

Lo cierto es que el proyecto va sobre ruedas y ya están escritos otros cinco cuentos que girarán en torno a la amistad, la inmigración, la geografía y el uso sostenible del bosque, entre otras cuestiones. El primero, Beltx Beheko Basoan, se puede adquirir en las librerías Martxueta de Irurtzun, Kaxeta de Etxarri, Arkatz de Altsasu, Auzolan, Chundarata, Katakrak y Elkar de Pamplona al precio de 7 euros.