Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
competencia digital en las aulas

600 estudiantes inician en la red pública un proyecto de un ordenador por alumno

Son jóvenes de la ESO de los institutos Caro Baroja, Alhama, Navarro Villoslada y Zizur
La idea también conlleva entre el profesorado un cambio metodológico

G. Montañés | Mikel Saiz - Domingo, 25 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Gabriel Rubio, profesor de Lengua y Literatura, en un aula de 1º de la ESO en el Instituto Navarro Villoslada.

Gabriel Rubio, profesor de Lengua y Literatura, en un aula de 1º de la ESO en el Instituto Navarro Villoslada. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

Gabriel Rubio, profesor de Lengua y Literatura, en un aula de 1º de la ESO en el Instituto Navarro Villoslada.

Pamplona- “Lo tenía clarísimo entonces y lo tengo ahora: la necesidad de utilizar los ordenadores en clase. Y en unos años podremos ver cuál es la capacidad tecnológica del alumnado, cómo utilizan estos aparatos como una herramienta”. El responsable de Nuevas Tecnologías del IES Julio Caro Baroja (Pamplona), Curro Chust, recuerda así cómo en el curso 2014-15 abogó por que el centro apostara por adquirir Chromebooks, una especie de ordenador portátil vinculado a Google, con el que el alumnado podrá trabajar en clase y en su casa. Entonces, las familias de unos 102 estudiantes de 2º de la ESO afrontaron el coste de los aparatos (puede rondar los 200 euros), según explica el vicedirector, Enrique Gómez, mientras que el centro y el departamento foral de Educación acordaron después una mejora en la red wifi. Ahora, el proyecto ha crecido: este curso tendrán entre 160 y 170 estudiantes de 2º y 3º de la ESO con estos dispositivos personales y el objetivo es, de cara al próximo año escolar, cubrir toda la ESO, desde 1º a 4º.

Esta iniciativa no solo se ha ampliado en el centro, sino también fuera de él. El Caro Baroja sirve de faro para otros tres institutos, dentro del modelo llamado 1 a 1, con el que Educación quiere promover que haya estudiantes que dispongan de su propio dispositivo portátil. En esta fase, prestado por el departamento. Así, se está desarrollando durante este curso en Navarro Villoslada (Pamplona), IES Zizur e IES Alhama (Corella).

Con el proyecto, se trabaja en la competencia digital en Secundaria. Para ello, se facilitaron estos Chromebooks al profesorado (41 en Navarro Villoslada, 60 en Zizur y 36 en Alhama) y recibieron una formación (18 horas), dado que emplear estos aparatos conlleva un cambio metodológico al preparar las clases, más asociado al trabajo por proyectos, colaborativo o el aprendizaje personalizado.

“Llevábamos tiempo buscando un proyecto así. El curso pasado ya invertimos en la mejora de la conectividad, y también ha habido que realizar obras, retirar parte de las pizarras y tarimas, colocar taquillas...”, explica el director de Navarro Villoslada, Alberto Arriazu.

promover un uso adecuadoDurante este proceso, una duda que plantearon las familias, según expresan desde los propios centros educativos, es el hecho de que se generalice el uso de las pantallas entre los escolares. No en vano, el propio departamento ha desarrollado proyectos para promover la utilización adecuada de las nuevas tecnologías y de las redes sociales. La clave, añaden los directivos, son las posibilidades que abre el uso de este sistema de forma personal. “No podemos mirar hacia a otro lado. Los estudiantes ya son usuarios digitales. La clave está en que recurran a ello de la forma más adecuada, como una herramienta”, explica Arriazu.

¿Una herramienta que, a la larga, pueda sustituir a los libros? “Ya lo veremos. Acabamos de arrancar”, explica la directora del IES Zizur, Camino Bueno, que apunta que por el momento la clave está durante el pilotaje en medir su uso, comprobar problemáticas y recoger opiniones.

Todos los centros implicados tienen aulas de ordenadores o los habituales carros que el profesorado podía reservar para una clase. Y, habitualmente, para trabajar en grupo. La clave, explica Javier García, director del IES Alhama, es que ahora lo tiene cada estudiante, que se lo puede llevar a casa, trabajar en la nube, responsabilizarse de su cuidado... “Por ahora la reacción del alumnado ha sido muy buena. Los de 2º nos preguntan por qué no lo hemos hecho con ellos. Veremos cómo funciona al ponerlo en práctica”.

En la nube, con supervisión. ¿Qué es Chromebook? Un portátil, que se carga con rapidez y está asociado a Google (Navarra y la firma tienen un convenio desde 2012). Así, se pueden usar aplicaciones para trabajar en red y que el profesorado siga ese trabajo. El usuario, para acceder, utiliza una cuenta vinculada a Educación, por lo que se trabaja en la nube pero se puede supervisar el acceso. En los 3 centros piloto el aparato se presta, como si fueran los libros, por lo que las familias tienen que comprometerse a cuidarlo.

los institutos

Julio Caro Baroja. El centro de Pamplona ya anunció a comienzos de curso en 2016 que trabajaba en un proyecto de innovación para promover un ordenador por estudiante. Entonces, la iniciativa arrancó con 102 estudiantes de 2º de la ESO. Las familias adquirieron los portátiles. Ahora se desarrolla con el alumnado de 2º y 3º (entre 160 y 170 estudiantes), y el objetivo es seguir el próximo curso y que se desarrolle en 1º, 2º, 3º y 4º.

Navarro Villoslada. Este centro, también en Pamplona, ha iniciado ahora el proyecto piloto. Educación anunció esta semana que se habían repartido 41 aparatos entre el profesorado y otros 149 entre el alumnado de 1º de la ESO. Hace un año, el centro mejoró su red wifi y realizó obras para quitar tarimas y parte de las pizarras.

Zizur. Es otro de los institutos piloto. En su caso, una de las peculiaridades dentro del proyecto es que agrupa a alumnado de los modelos A, G y D. De ellos, participan en esta iniciativa 204 estudiantes de 1º de la ESO. Antes, según recuerdan desde la dirección, disponían de tres aulas con ordenadores fijos y del carro con portátiles.

Alhama. Es el único centro de la Ribera implicado en el proyecto piloto. Ubicado en Corella, cuenta con alrededor de 465 estudiantes. 90 de ellos, los correspondientes a 1º de la ESO, cuentan ahora con un Chromebook, además de 36 docentes que dan clase en ese curso y que recibieron sus equipos hace alrededor de seis semanas para poder recibir formación sobre cómo utilizarlos y diseñar sus clases. También se ha renovado la red wifi del centro educativo.