Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Alloz, la otra cara

el embalse cuenta con una estación de desinfección en el camping que permite la práctica consciente del deporte

Un reportaje de Marian Zozaya Elduayen - Domingo, 25 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Embarcaciones de la Escuela de Vela disfrutando de las tranquilas aguas embalsadas.

Embarcaciones de la Escuela de Vela disfrutando de las tranquilas aguas embalsadas.

Galería Noticia

Embarcaciones de la Escuela de Vela disfrutando de las tranquilas aguas embalsadas.

El riesgo del mejillón cebra alcanza también al embalse de Alloz que, al contrario que el de Yesa, está en plena actividad y en base a ella, en el camping Aretzaleku, hace ocho años se instaló una estación de desinfección. “La CHE solicitó un lugar donde instalar la planta, y nosotros nos encargamos de dar ese servicio a los usuarios que quieren hacer uso de ella. Era una cuestión por el bien común.

El problema en Yesa es que no hay quien pueda gestionar este control ni dar información a los usuarios, embalse sin entidad de referencia ni estación de desinfección.” explica Ramiro Urra, uno de los socios del camping.

Desde entonces, asegura que navegantes y pescadores la utilizan con total normalidad, en embarcaciones y herramientas de pesca. La operación dura tres escasos minutos con una ficha por la que pagan 2.50 euros. El camping les extiende un certificado de la propia CHE que certifica que ha pasado por la planta. “Ésta consiste en una hidrolimpiadora, una pistola de agua caliente a presión con unos filtros donde va el agua que pasa a tierra, a una especie de pozo ciego, para que, en el caso de que halla larvas, mueran ahí antes de que lleguen a reproducirse”, explica Urra.

Con la nueva normativa, la práctica ha pasado de ser recomendable a obligatoria, por lo que su incumplimiento es sancionable No usar la planta restringe la navegación. Sin embargo, la prohibición o suspensión de la actividad no alcanza a la pesca, que bien puede hacer uso de la instalación, o bien lo puede realizar libremente en casa a la vuelta. “Basta con lavar bien las herramientas con agua y lejía y dejar secar bien las botas para que mueran las larvas y no provocar la transmisión”, explica Ramiro Urra.

CONCIENCIACIÓNEn realidad es una cuestión de concienciación. “La gente se tiene que concienciar del peligro que existe de llevar las larvas de un embalse a otro, o de río a río, por su conservación y el bien del medio ambiente”, añade Urra.

La Federación y la Escuela de Vela está informando desde hace tiempo a la gente dada la trashumancia, sobre todo en el mundo de la pesca, que puede llegar a tener un pescador, explica Susana González, directora de la Escuela de Vela. “Es un tema muy complicado y lo haremos también en la próxima campaña escolar de marzo a junio organizada por el Gobierno que acogerá en sus instalaciones a 1.850 niños . “ Es un tema de concienciación de que es imprescindible hacer que toda la gente pase por esa desinfección, que no afecta a la flota que la Escuela de Vela tiene en Alloz, en el caso de las barcas, solo a las que entran y salen”, aclara González. Es un tema que repercute en la práctica organizada y en la residual, sin referencia. Aficionados a la vela abierta y pescado res, los carteles lo recuerdan.

etiquetas: vela, yesa, pantano, alloz