Merkel integrará a los críticos en su próximo gobierno

Jens Spahn, representante del ala más derechista y crítica del partido, será el nuevo ministro de Sanidad

Lunes, 26 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Jens Spahn, miembro del presídium de la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

Jens Spahn, miembro del presídium de la Unión Demócrata Cristiana (CDU). (Foto: Efe)

Galería Noticia

Jens Spahn, miembro del presídium de la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

Berlín- La canciller alemana, Angela Merkel, tratará de rejuvenecer a su próximo gobierno e incorporará en ese equipo a la crítica interna a su línea, en un intento por calmar las voces del bloque conservador que le exigen un giro derechista.

Jens Spahn, de 37 años y el menos dócil entre quienes reclaman a la líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU) un perfil más conservador, será previsiblemente el nuevo ministro de Sanidad, de acuerdo a la lista de futuros ministros designados presentada ayer por Merkel, tras la reunión de la ejecutiva de su partido.

Solo dos de los ministros actuales de la CDU repetirán la de Defensa, Ursula von der Leyen, que seguirá en ese cargo, mientras que otro leal a Merkel, Peter Altmaier, dejará su puesto en el Ministerio de la Cancillería para ocupar Economía.

Los restantes ministerios de la CDU (seis en total) serán para rostros nuevos, como la vicepresidenta del partido, Julia Klöckner, al frente de Agricultura, así como Helge Braun, en el Ministerio de la Cancillería, y Anja Karliczek, en Educación e Investigación, éstos dos últimos prácticos desconocidos para el ciudadano común.

“Elegir significa a veces hacer renuncias dolorosas”, admitió la líder de la CDU, para extenderse en el caso de Thomas de Maizière, hasta ahora titular de Interior y persona de máxima confianza para Merkel, con una larga trayectoria política compartida.

Interior no corresponderá ya a la CDU, sino a su hermanada Unión Socialcristiana bávara (CSU), que pretende dar un sello propio al departamento e impulsar una política migratoria más restrictiva. No habrá, por parte de la CDU, ningún ministro originario del este alemán, territorio donde creció la canciller, un vacío que puede acarrearle problemas en medio de la efervescencia en esa mitad del país de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Merkel había avanzado que en la designación de los nuevos ministros iba a buscar una combinación entre personas con experiencia y nuevas incorporaciones, así como un equilibrio entre las distintas corrientes de su formación. Lograr esa composición “no ha sido fácil”, admitió la líder de la CDU, partido que deberá aprobar hoy en un congreso extraordinario el pacto de Gobierno con el Partido Socialdemócrata (SPD). - Efe