Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Gobierno de Navarra aportará 100 millones a las empresas con el adelanto del IVA y Sociedades

El IVA se devuelve ya a los dos meses y medio, y Sociedades se hará a los cuatro
Con la reducción de plazos a la mitad Hacienda pretende facilitar mayor liquidez para las inversiones

Ibai Fernandez / Patxi Cascante - Lunes, 26 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, en el inicio de la campaña de la renta.

El consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, en el inicio de la campaña de la renta. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

El consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, en el inicio de la campaña de la renta.

Pamplona- El Gobierno de Navarra ha comenzado ya con las devoluciones anticipadas de los impuestos por IVA y Sociedades a las empresas navarras, que recibirán las cuantías correspondientes en la mitad del plazo del que lo hacían hasta ahora. La medida tendrá un impacto directo para las empresas navarras estimado en 100 millones, con lo que Hacienda pretende facilitar que el sector empresarial disponga de una mayor liquidez que facilite las inversiones.

Según ha informado el propio Departamento de Hacienda en respuesta a una pregunta del parlamentario de EH Bildu, Maiorga Ramirez, el adelanto de las devolución del IVA ha comenzado ya en la segunda quincena de febrero con los saldos correspondientes al mes de octubre de 2017, y que inicialmente estaba previsto realizar en la primera quincena de marzo. La devolución de noviembre de 2017, que estaba prevista en la primera quincena de abril se adelantará asimismo a la primera quincena de marzo.

A partir de ahí, se mantendrá un ritmo de devolución constante, en el que se ha previsto un plazo de dos meses a dos meses y medio respecto a la fecha de devengo correspondiente. La medida afecta a las empresas con importes pendientes superiores a 70.000 euros, y dará preferencia a quienes cumplen con las obligaciones impuestas por el Suministro Inmediato de Información. De esta forma, se acercará al plazo de devolución a las empresas con importes menores a 70.000 euros y que se sitúa en torno al mes o mes y medio.

En concreto, los saldos de devolución suponen 35 millones al mes, por lo que el adelanto de dos mensualidades tendrá un impacto en tesorería de 70 millones. Dinero del que las empresas podrán disponer de forma adelantada. Algo que va a beneficiar sobre todo a las exportadoras, que tienen IVA exento y que hasta ahora tenían que recurrir a una entidad bancaria con un certificado de Hacienda en caso de necesitar el dinero para suplir un retardo que se alargaba cuatro meses.

En cuanto al Impuesto de Sociedades, el plazo previsto es de los cuatro meses desde la fecha de devengo para aquellas declaraciones que arrojan cuota negativa. Estas devoluciones se estaban realizando en el plazo de seis meses, el límite legal establecido. Siguiendo esos plazos, las cuotas del año 2017 se iban a realizar en enero de 2018. Ahora la previsión es hacerlo en noviembre para las empresas sometidas a la competencia inspectora navarra, donde el control tributario puede hacerse de manera más rápida. Lo que tendrá un impacto estimado según Hacienda de 30 millones

Para 2019, la idea inicial es mantener los plazos devolución fijados ahora con un total de 12 mensualidades. No obstante, si la recaudación y la tesorería lo permiten, Hacienda no descarta seguir reduciendo los tiempos tanto en el Impuesto de Sociedades como en el IVA.

La crisis de 2012 Esta reducción a la mitad de los plazos ha sido posible gracias a una mejora de la recaudación fiscal durante el pasado año, que superó en un 13,3% la del ejercicio anterior, lo que en palabras del consejero de Hacienda ha permitido “ordenar las cuentas de Navarra”. De esta forma, y además de la mejora de los plazos de devolución, Navarra no tendrá necesidad de emitir nueva deuda pública este 2018 para cubrir el déficit presupuestario, estimado en 80 millones. Además, es la primera vez desde el inicio de la crisis en que no ha sido preciso concertar préstamos a corto plazo para afrontar los picos de pagos del mes de enero.

Las devoluciones de los impuestos a las empresas se habían mantenido prácticamente en el límite legal de seis meses desde el inicio de la crisis, plazo que en algunos momentos incluso se llegó a superar. De hecho, ese retardo voluntario acordado por el Gobierno foral en 2012 fue uno de los motivos que llevaron a la dimisión de la directora general de Hacienda, Idoia Nieves, que alertó a la entonces presidenta Yolanda Barcina de que superar el límite legal de devolución iba perjudicaría gravemente a los contribuyentes en un momento de asfixia financiera. El Gobierno sin embargo optó por priorizar el cumplimiento de déficit que había fijado el Estado y retrasar hasta el ejercicio siguiente la devolución de la tributación a las empresas.