campaña de comercialización del nuevo aceite

Multitudinario Día de la Tostada en Arróniz

La agradable climatología atrajo a cientos de personas
El catedrático José Luis Ramírez ejerció de pregonero de la fiesta

R. Usúa - Lunes, 26 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Tostada y aceite, los ingredientes que no fallan a la cita de cada año en Arróniz.

Tostada y aceite, los ingredientes que no fallan a la cita de cada año en Arróniz. (R. Usúa)

Galería Noticia

Tostada y aceite, los ingredientes que no fallan a la cita de cada año en Arróniz.Tostada y aceite, los ingredientes que no fallan en la cita de cada año.Representantes de la Orden de la Oliva y la Tostada de Arróniz y autoridades posaron con los nuevos caballeros de honor. De izquierda a derecha: O. Salvoch, F. Del Arco, J. Ruiz, S. de Ybarra, J. L. Ramírez, A. Moleón, U. Barkos, J.M. Astráin, R. Felones,

arróniz- Cientos y cientos de personas se acercaron ayer durante toda la mañana a Arróniz para disfrutar del Día de la Tostada y Fiesta del Aceite de Navarra, una jornada que sirve, desde hace dos décadas, para dar el pistoletazo de salida oficial a la campaña de comercialización del nuevo aceite. La agradable climatología ayudó a que fuera una jornada multitudinaria en los alrededores del Trujal Mendía, como también el mercado de productos artesanos, los talleres e hinchables o la música.

Los organizadores explicaron que se habían previsto 15.000 tostadas para repartir, incluso con la posibilidad de comer pan sin gluten. “En litros de aceite nos movemos cada año entre 500 y 700;se va sacando conforme vemos que hace falta”, comentó Fernando Ezquerro, empleado del trujal.

También se puso a disposición de los asistentes ajo, sal o incluso azúcar para quienes no son tan amantes del picor y amargor del aceite. Muchos voluntarios se encargaron también de que no faltase de nada.

Mientras en el exterior del trujal los asistentes disfrutaban de la gastronomía, en el salón de actos se celebró el 15º Capítulo de la Orden de la Oliva de Navarra y de la Tostada de Arróniz, un evento que se prolongó por espacio de casi dos horas, que amenizó el Coro de Voces Graves de Pamplona y que concluyó con la entrega de los premios de los concursos (fotos, relatos, postres y aceitunas) y la despedida por parte de la presidenta de Navarra, Uxue Barkos.

nuevos caballerosEl alcalde de Arróniz, Ángel Moleón, fue el encargado de abrir el acto recordando a los “valientes” que iniciaron este fiesta hace veinte años e incidiendo en la necesidad de apostar por el desarrollo de los pueblos. El testigo lo tomó el pregonero de esta edición, el doctor en Filosofía y Letras, catedrático y escritor José Luis Ramírez Sádaba, en su día también uno de los promotores de la UPNA.

En su exposición dejó demostrado cómo la tradición del cultivo del olivo y la producción de aceite en la zona “la podemos documentar perfectamente desde la época romana”. Una vez que el alcalde le impuso la Oliva de Oro al pregonero, el presidente del trujal, Pedro Luis González, destacó los datos de la última campaña (por primera vez se han superado los 2 millones de litros de aceite producidos) y el potencial que hay todavía para seguir creciendo.

Después llegó el momento de recordar a los fallecidos y de nombrar a los nuevos caballeros de mérito y honor de la Orden: el músico navarro Óscar Salvoch Muñoz;el presidente de la Federación de Cofradías Gastronómicas, Juan Manuel Garmendia Otegui;el arquitecto y tenor elizondarra Eduardo Zubikoa Viela;el catedrático y ex consejero de Educación socialista Román Felones Morrás;el propio pregonero, así como Santiago de Ybarra Churruca, académico de la Real Academia de Gastronomía y presidente de honor del Grupo Vocento, entre otros cargos;y el conferenciante taurino y editor natural de Arróniz Fernando del Arco Izco. Además, se distinguió al Restaurante Bar Florida de Estella como Restaurante de Calidad(acudió al acto su propietario, Jorge Ruiz Luzuriaga).

Los nuevos caballeros, en una ceremonia dirigida por González, cataron el nuevo aceite, probaron una tostada, ayudados de un poco de vino de la tierra, y recibieron los correspondientes títulos y medallas. Por su parte, la nueva vicepriora de la Orden en sustitución de Pedro Lozano Bartolozzi, Teresa Catalán, les leyó el juramento, y el prior, Jesús Mª Astráin, les dio el tradicional espaldarazo con una vara de olivo.

La presidenta, Uxue Barkos, cerró el evento agradeciendo la oportunidad de participar y añadió la importancia que para Navarra debe tener el “equilibrio territorial”.

Últimas Noticias Multimedia