Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Pérez vuelve a la portavocía y defiende que su expulsión de Podemos aún no es firme

La exlíder dice en Viana que hasta que no decida si recurre o no y su caso no lo resuelva el órgano estatal, ella sigue en el partido
Aznárez responsabiliza de la situación al grupo parlamentario

Andoni Irisarri - Martes, 27 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

En la imagen, los portavoces en el Consistorio vianés: Marisa de Simón (I-E);María Chivite (PSN);Adolfo Araiz (EH Bildu);Maribel García Malo (UPN);la letrada mayor, Idoia Tajadura;Unai Hualde (Geroa Bai);Ainhoa Aznárez (Podemos);Alberto Catalán (UP

En la imagen, los portavoces en el Consistorio vianés: Marisa de Simón (I-E);María Chivite (PSN);Adolfo Araiz (EH Bildu);Maribel García Malo (UPN);la letrada mayor, Idoia Tajadura;Unai Hualde (Geroa Bai);Ainhoa Aznárez (Podemos);Alberto Catalán (UPN);Maiorga Ramirez (EH Bildu);Javier Esparza (UPN);Koldo Martínez (Geroa Bai);Laura Pérez (Podemos);y Ana Beltrán (PP). (CEDIDA)

Galería Noticia

En la imagen, los portavoces en el Consistorio vianés: Marisa de Simón (I-E);María Chivite (PSN);Adolfo Araiz (EH Bildu);Maribel García Malo (UPN);la letrada mayor, Idoia Tajadura;Unai Hualde (Geroa Bai);Ainhoa Aznárez (Podemos);Alberto Catalán (UP

pamplona- La Mesa y Junta de Portavoces que ayer celebró el Parlamento de Navarra en el Ayuntamiento de Viana fue el lugar en el que se escenificó un nuevo capítulo de la crisis interna que padece Podemos Navarra. Una semana después de que la Comisión de Garantías de la formación morada resolviese el expediente de Laura Pérez en forma de expulsión, la ex secretaria general ejerció ayer como portavoz del grupo parlamentario desafiando las directrices de la dirección y asegurando ante los medios que ella sigue siendo parte de Podemos mientras no exista una resolución en firme por parte de los organismos estatales. De esta manera, Pérez ratificaba por la vía de los hechos que las declaraciones que la semana pasada hizo Ainhoa Aznárez como coportavoz de la Ejecutiva morada (en las que consideraba que Pérez ya estaba “fuera del partido”) han caído en saco roto, razón por la que ayer la presidenta del Parlamento mantuvo un tono más discreto y señaló al grupo parlamentario controlado por los críticos como responsable de “por qué hoy (por ayer) compareció como portavoz una parlamentaria que está expulsada del partido”. La escena fue casi surrealista y centró buena parte de las preguntas de los medios, pero Pérez ofreció una versión bastante convincente. Quien fuera portavoz del grupo hasta julio de 2017 defendió que en tanto no haya un pronunciamiento definitivo por parte de los órganos del partido, ella sigue siendo a todos los efectos parte del partido. “Si bien la resolución de la Comisión de Garantías es ejecutiva desde su notificación, los miembros de esa comisión no tuvieron en cuenta que según el artículo 63.2 de los estatutos generales, que priman por encima de los territoriales, ese tipo de resoluciones no son firmes hasta que las resuelve la Comisión de Garantías estatal”, precisó, para concluir que hasta que decida si recurre o no una resolución que tildó de “jurídicamente insostenible y éticamente insultante”, ella sigue siendo de Podemos.

el arma de la portavocíaAdemás, Pérez no entendió bien que su comparecencia como portavoz levantase algún tipo de polémica. Sobre todo, porque tal y como recordó ya se dijo que “se iba a hacer una portavocía coral y rotatoria” que se “iría turnando”, algo que convierte el papel en “un mero trámite”. “A efectos formales debe constar un portavoz y un adjunto, pero atendiendo a los usos y costumbres del Parlamento todos y todas somos coportavoces y por lo tanto no hay nada de extraño en que esté yo hoy aquí”, zanjó. El portavoz del grupo es Carlos Couso y la adjunta es Fanny Carrillo, desde que a finales de enero la facción crítica despojase a la dirección del arma de la portavocía, desde la que se pueden expulsar parlamentarios. Es un movimiento que, precisamente, llevaron a cabo Couso, Carrillo, Rubén Velasco y Pérez en previsión de que el expediente fuese contrario a los intereses de la ex secretaria general y la dirección ordenase a Mikel Buil la expulsión de Pérez a la bancada de los no adscritos, con el perjuicio para las mayorías parlamentarias que eso implicaría. Precisamente, a este respecto Pérez consideró que “el tiempo” les ha “dado la razón”. “Haber hecho esa modificación posiblemente ha imposibilitado que a día de hoy haya una persona menos en el grupo parlamentario, y la consiguiente pérdida de mayoría en Mesa y Junta para tramitar las iniciativas del cuatripartito y el Gobierno”, concluyó.

Después de asegurar la semana pasada que Pérez ya se encontraba fuera de Podemos, Ainhoa Aznárez mantuvo ayer un perfil más comedido. Pudo influir en su postura el hecho de que un rato antes la ex secretaria había vuelto a ponerse delante del micrófono. Aznárez dejó sus consideraciones a un lado y remitió a los medios “al portavoz o la portavoz adjunta de Podemos”, quienes a su juicio tienen que responder por qué “hoy (por ayer) comparece como portavoz una parlamentaria que está expulsada del partido”. Fue lo único que dijo al respecto y no quiso ir más allá. De hecho, los periodistas volvieron a requerirle un posicionamiento al respecto y no se salió del guión. “Ellos podrán dar una respuesta más acertada”. Por último, y sobre la posibilidad de que los críticos decidiesen expulsarla del grupo y, por tanto, desalojarla de la presidenta, no quiso hacer ninguna valoración. “Pregúnteles a los cuatro parlamentarios, yo tengo 26 votos”, zanjó.