una de las grandes leyendas del fútbol

Demasiado corazón

obituario | el fútbol llora la desaparición de enrique castro ‘quini’, mítico delantero goleador del sporting de gijón y del fc barcelona, que fallece de un infarto a los 68 años

Miércoles, 28 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Enrique Castro 'Quini'en una imagen reciente.

Enrique Castro 'Quini'en una imagen reciente. (Foto: EFE)

Galería Noticia

Enrique Castro 'Quini'en una imagen reciente.

madrid- Enrique Castro Quini, que falleció ayer en Gijón a los 68 años por un infarto que le sorprendió en plena calle, fue una de las grandes leyendas del fútbol español, desarrolló su carrera en el Sporting de Gijón y en el Barcelona y fue 45 veces internacional con la selección nacional.

“Un fallo cardíaco, del que trató de reanimarle primero la Policía y posteriormente la dotación de una ambulancia, se ha llevado a Quini. Los hechos ocurrieron cerca de su casa, en el barrio gijonés de La Calzada. El sportinguismo llora el fallecimiento de su mito, de quien históricamente ha sido siempre su gran referente”, indicó el club gijonés en un comunicado oficial.

La capilla ardiente se abrirá hoy, a partir de las doce del mediodía, en el estadio de El Molinón, donde a las ocho de la tarde tendrá lugar su funeral con las tribunas abiertas para que puedan asistir todas las personas que lo deseen, informó el presidente del Sporting, Javier Fernández.

El mundo del fútbol llora su muerte. Quienes le conocieron de cerca subrayaron su carácter humano, su bonomía, la actitud de una persona siempre cercana, tanto a sus amigos como a los aficionados, dispuesto a ayudar y a hacer favores. Era frecuente verle en los hospitales visitando enfermos para darle ánimos desde la experiencia de quien había superado un cáncer. Siendo uno de los mitos del balompié, la coincidencia era ayer general: “Fue mejor persona que futbolista”.

LaLiga ha pedido que se guarde un minuto de silencio en los partidos que se disputen hoy y mañana.

familia de futbolistasEnrique Castro González, conocido también como El Brujo, nació en Avilés el 23 de septiembre de 1949 en el seno de una familia de deportistas muy ligada al fútbol. Su hermano Jesús y su padre también fueron futbolistas. Precisamente en este 2018 se cumplen 25 años de la muerte de Jesús, también portero del Sporting, que perdió la vida tras salvar de morir ahogados a un padre y dos hijos que se estaban bañando en la playa cántabra de Pechón.

Al cumplir los 14 años Quini trabajó como pinche en una industria metalúrgica. Un año después fichó por el Don Bosco. Trabajaba y estudiaba en la Escuela de Formación Profesional para soldador, y en 1964 pasó a la empresa Ensidesa para ingresar tres años más tarde en el Sporting, en el que permaneció trece años, hasta el 1 de julio de 1980, para fichar por el Barcelona.

Quini era el prototipo del clásico delantero centro que estaba siempre en el sitio apropiado para conseguir el gol. Así fue máximo siete veces goleador en España: cinco en Primera División (1974, 1976, 1980, 1981 y 1982) y dos en Segunda (1970 y 1977).

Fue internacional en 35 ocasiones con la selección absoluta, con la que debutó el 28 de octubre de 1970 ante Grecia (2-1). En total, con la camiseta nacional, logró 16 victorias, 12 empates y siete derrotas. Marcó ocho goles con el equipo español.

El jugador permaneció en el Barcelona hasta 1984, año en el que regresó al Sporting. En el equipo asturiano se retiró del campo de juego. Fue un 21 de agosto de 1987 durante el partido-homenaje que le tributaron el Sporting y el Real Madrid en el campo del Molinón.

A lo largo de su carrera deportiva consiguió dos Copas del Rey (1981 y 1983), una Recopa (1982) y una Copa de Liga (1983). Siempre en las filas del Barcelona.

Participó en dos mundiales, Argentina’78 y España’82. También estuvo en la Eurocopa de Italia de 1980.

tras la retiradaAntes de abandonar el Barcelona, Quini creó la Fundación de Becas que lleva su nombre. Aunque abandonó el juego, continuó vinculado al mundo del fútbol como secretario técnico del Sporting, cargo que ocupó hasta junio de 1990.

El 19 de junio de 1990 Quini se hizo cargo del puesto de coordinador de la Escuela de Fútbol del Sporting, club en el que continuó hasta la actualidad.

Además era empresario. Poseía un garaje a medias con sus hermanos, era delegado en Asturias, León y parte de Galicia de la firma coreana SsangYong, en sociedad con dos amigos. También lanzó al mercado, en colaboración con el extleta Mariano Haro, una línea de prendas deportivas llamada Quini-Sport.

Quini recibió la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, fue nombrado Hijo adoptivo de Gijón, le dedicaron una calle con su nombre, fue nombrado presidente del Patronato Deportivo Municipal de Gijón y poseía la Insignia de Oro y Brillantes del Sporting.

Durante veinte años, hasta el 20 de agosto de 2015, Quini fue el delegado del Sporting.

El 7 de febrero de 2008 tuvo que ser operado de una afección cancerosa de la que logró recuperarse satisfactoriamente.

Era el director de relaciones institucionales del Sporting, estaba casado con María de las Nieves Cañada y tenía cuatro hijos. - Agencias

Últimas Noticias Multimedia