El encarecimiento de la electricidad dispara la inflación al 1,1% en febrero

El IPC suma 18 meses en positivo desde su última caída en agosto de 2016

Miércoles, 28 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

madrid - El encarecimiento de la electricidad, frente a la bajada de precios que experimentó el año pasado, ha disparado la inflación en febrero hasta el 1,1%, cinco décimas más que en enero según el indicador adelantado del IPC publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De confirmar dicho organismo este dato el próximo 13 de marzo, la inflación encadenaría 18 meses consecutivos en positivo, ya que la última vez que los precios cayeron fue en agosto de 2016 (0,1%).

Tras el repunte de la inflación interanual se encuentra el encarecimiento de los precios de la electricidad, que de acuerdo a la analista de mercado de AFI, Diana Posada, regresó a tasas positivas en febrero. “En enero el componente energético registró un caída del 1,7%”, mientras que en este último mes se ha acelerado hasta alcanzar un crecimiento entorno al 2,5% y 3%, lo que ha provocado el repunte de la inflación”, explicó Posada.

No obstante, la secretaria general del Instituto de Estudios Económicos, Almudena Semur, aseguró que en febrero la electricidad ha aumentado un 2% en tasa interanual, una cifra más moderada.

Por su parte, la economista sénior de Funcas María Jesús Fernández insistió en que los componentes de la inflación subyacente (servicios y alimentos elaborados) también tiraron al alza de la inflación general en febrero, aunque en menor medida que la electricidad.

“Puede haber habido algún aumento en la inflación subyacente. Esperábamos que aumentase la inflación en servicios y alimentos, pero lo que más peso ha tenido en el repunte de la inflación ha sido finalmente la subida de la electricidad”, puntualizó Fernández en unas declaraciones.

aumento prolongadoDe cara al futuro, Posada comentó que en el próximo mes de marzo y a causa del efecto de la Semana Santa, la inflación experimentará “un repunte mayor de lo que hemos visto en los últimos meses”, y que se prologará, según lo previsto, hasta mediados de año.

En este sentido, todos los analistas consultados coinciden en que en los próximos meses la inflación continuará aumentando hasta llegar en verano a su máximo del año (en torno al 2%), para después desacelerarse y cerrar 2018 en tasas más moderadas.

Funcas estima una inflación media anual para 2018 del 1,5%, misma previsión que defiende el IEE frente a la visión más alcista de AFI, que establece sus predicciones en torno a un 1,8%.

Por su parte, el Gobierno no realiza una previsión media de inflación, pero publica el deflactor de consumo privado, que se sitúa en un 1,6% en el 2018.

A pesar del repunte de febrero, la inflación se ha situado este mes en una línea más moderada que el conjunto de 2017, que cerró el año con una media anual del 2%. En cuanto a la evolución mensual, los precios de consumo aumentaron un 0,1% en febrero con respecto al mes anterior.

Asimismo, el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona euro, se situó en febrero en el 1,2% interanual, cinco décimas más que en enero. En términos mensuales, este indicador avanzó en febrero un 0,1%.

Por su parte, la consultora Nielsen dio también a conocer ayer su último informe con dos grandes conclusiones en línea con los datos del INE: la cesta de la compra se encarece en España y los ingresos del sector de la distribución aumentan en un entorno de inflación moderada y crecimiento escaso de la población. El incremento del coste de la cesta se debe, según Nielsen, al mayor peso de los productos innovadores en detrimento de la marca del distribuidor. - Efe

Últimas Noticias Multimedia