Serra inició cursos de formación financiera al estallar la crisis

Catalunya Caixa, entidad que presidía en exministro socialista, hizo perder 12.000 millones al Estado

Jueves, 1 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

madrid- El que fuera presidente de Caixa Catalunya entre 2005 y 2010 y exministro socialista Narcís Serra reconoció ayer en el Congreso que la estructura inmobiliaria de la caja, Procam, alimentó la burbuja inmobiliaria y que conocían el riesgo que suponía en caso de dificultades económicas. Durante su intervención ante la comisión que investiga la crisis económica, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorros, Serra reconoció que la propia estructura de Procam “tendía a la burbuja”, ya que concertaba alianzas con diferentes promotores inmobiliarios por todo el país.

Serra presidió un conglomerado de cajas catalanas que ha terminado provocando pérdidas irrecuperables de más de 12.000 millones al Estado, pero asegura que él intentó cambiar la gestión desde otoño de 2006 en vano.

Serra explicó también que, años después de su incorporación, los miembros del consejo de administración de la entidad empezaron a asistir a cursos de formación financiera de dos horas en 2008, cuando estalló la crisis y la recesión en la economía española. Eran sesiones de dos horas con el objetivo de “reforzar su capacidad de análisis”. “Con el nuevo director (Adolf Todó) fue posible afrontar una de las carencias comunes de las cajas de ahorros y organizar cursos para reforzar la capacidad de análisis de los miembros del consejo”, afirmó Serra.

sesiones de dos horasSegún relatado, el plan de formación consistía en sesiones de dos horas que se ofrecían antes de la reunión mensual del consejo y que se centraban en explicar las partidas de balance y la cuenta de resultados, así como las ratios clave para un diagnóstico de la situación financiera de la entidad.

De acuerdo con el expresidente de Caixa Catalunya, a todas las sesiones asistió la “práctica totalidad” del consejo de administración. “Cuando se había renovado el equipo directivo, aprobado el plan estratégico, aceptado por el Banco de España, y el proceso de reforma de la actividad de la caja era un hecho, la quiebra de Lehman Brothers inició la mayor crisis financiera de los últimos ochenta años y, con ello, se interrumpió un proceso que habría necesitado un mínimo de dos o tres años más para cumplir sus objetivos”, dijo. - D.N./E.P.

Últimas Noticias Multimedia