El Congreso Mundial de Móviles repetirá en Barcelona en 2019

El MWC cierra sus puertas con más de 107.000 visitantes procedentes de 205 países pese al alarmismo por el ‘procés’

Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

barcelona- El Congreso Mundial de Móviles 2018 (MWC por sus siglas en inglés) recibió 107.000 asistentes en su decimotercera edición en Barcelona, cifras similares a las obtenidas el año pasado pese a los avisos alarmistas de los partidos políticos no soberanistas, sobre un evento que acogió a visitantes procedentes de 205 países en los recintos de Gran Vía y Montjuic de Fira de Barcelona.

El congreso, que cerró sus puertas ayer tras cuatro días, reunió a alrededor de 2.400 empresas, 100 menos que las que asistieron a la edición de 2017. Así lo comunicó ayer GSMA, la asociación que agrupa a la industria móvil mundial e impulsa el MWC, la cual también comunicó que el evento volverá a Barcelona en 2019

Según la entidad organizadora, la presencia de mujeres aumentó este año un 23% hasta suponer un 24% de los participantes totales;además, el 28% de las conferenciantes fueron mujeres frente al 21% de 2017, lo que supone un avance en el objetivo de reducir la brecha de género en el sector. De hecho, esta intención fue clave a la hora de organizar por segunda vez el programa Women4Tech en el MWC 2018.

El congreso para emprendedores 4YFN atrajo a cerca de 20.000 personas en su quinta edición y el segundo Youth Mobile Festival (YoMo) contó con la participación de 15.000 escolares y docentes de toda España en actividades para atraer vocaciones en ciencia, tecnología, ingeniería, arte, diseño y matemáticas (Steam por sus siglas en inglés).

Una de las novedades de 2018 fue, además, el espacio South Village en la entrada sur del recinto Gran Vía, un punto de encuentro al aire libre para los congresistas en el que continuaron haciendo negocios y contactos.

El MWC 2018 estima que generó un total de 13.000 empleos temporales y un impacto económico de 471 millones de euros en una edición en la que el 55% de los visitantes fueron altos ejecutivos.

Además de ser una cita de referencia internacional para la industria de las tecnologías móviles, el evento también acogió a representantes de otros sectores que se benefician de los avances de la digitalización, desde la industria del automóvil hasta las finanzas y la salud.

Tras el éxito del congreso, el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, agradeció a todos los visitantes, expositores, patrocinadores y socios su ayuda para convertir esta edición del evento “en otra altamente exitosa”. Asimismo, el directivo reiteró que la organización no se centra “necesariamente en tener el evento más grande”, ya que prefieren que asista la audiencia correcta y ofrecer una experiencia de alta calidad.

“Estamos satisfechos con la cifra de visitantes de alto nivel, particularmente con el número de directores generales, así como con la continua asistencia de gobiernos y reguladores”, añadió.

casi perfectoSin embargo, Hoffman lamentó que el MWC 2018 no haya gozado del buen clima que caracteriza a la ciudad catalana en alusión al temporal de lluvia y nieve de estos días: “Siento que no hayamos podido disfrutar del buen clima de Barcelona en la edición de este año”. Asimismo, Hoffman también quiso agradecer su implicación al Gobierno, a la Generalitat, a los ayuntamientos de Barcelona y de L’Hospitalet de Llobregat, al Turisme de la ciudad, a la Fira de Barcelona y a la Fundación Mobile World Capital Barcelona, cuyo evento estrella volverá a la capital catalana en 2019 del 25 al 28 de febrero en los recintos de Fira de Barcelona gracias al éxito cosechado en estas jornadas. - E.P.

el más aclamado

el iphone x, rey del mobile 2018

Apple conquista desde la distancia. Fiel a su tradición, Apple se negó a acudir al Congreso Mundial de Móviles 2018, pero eso no impidió que uno de sus modelos estrella, el iPhone X, fuera elegido como el mejor smartphone del 2017. Como es lógico, la decisión no sentó demasiado bien al resto de participantes del evento, ya que la empresa de la manzana no estuvo presente a la hora de recoger el galardón, que el año pasado recayó en el Samsung Galaxy S7 Edge. Además, Apple recibió un segundo premio a la innovación tecnológica disruptiva por su cámara TrueDepht, el elogiado sensor en el que se basa en parte su tecnología de reconocimiento facial.