Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Juez de línea

Comenzar la casa por la tribuna

Por Félix Monreal - Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

Vaya por delante que es una obligación moral del osasunismo decir sí a todo lo que suponga devolver a la sociedad navarra lo que esta aportó (muchos a regañadientes, otros frontalmente en contra) en uno de los momentos más críticos en la historia del club. De ahí que el planteamiento de la directiva a los compromisarios sobre la recompra de El Sadar al Gobierno de Navarra sea una pregunta retórica. Hablamos de una deuda que va más allá de lo material y que, una vez saldadas las cuentas que dejaron gestores sometidos hoy a investigación, debería tener una compensación extra en forma de mayor implicación social de Osasuna con su tierra y sus gentes.

El Gobierno foral ha acogido bien la propuesta y, por lo expuesto por el consejero de Hacienda, también la fórmula para el pago aplazado sugerida por el club. Ser propietario de un estadio era un problema añadido para la Administración, a la búsqueda de una programación que dé continuidad a la apertura de puertas del Reyno Arena y con el circuito de Los Arcos también en la mochila. En beneficio de la transparencia, hubiera sido oportuno que Osasuna explicara con antelación tanto a los socios como a la opinión pública los detalles de la operación, sobre todo para que los compromisarios no se desayunen mañana con los datos unos minutos antes de someterla a votación. Pera la estrategia de los dirigentes parece aconsejar siempre lo contrario que dicta una correcta praxis.

Pero dicho esto, habría que analizar la oportunidad de la decisión de recompra y el orden de prioridades que maneja la dirección del club. Recordemos que el gran suceso de los años sesenta fue la venta de San Juan y la edificación de El Sadar. De aquel proyecto, el club salió con una gruesa deuda y con el equipo en caída libre a Tercera división. El dicho popular hablaba de un campo de Primera y un equipo de Tercera. Ezcurra tardó años en sanear las cuentas y Osasuna doce temporadas hasta regresar a la máxima categoría. El proyecto dotacional lastró al deportivo.

Ahora existe el riesgo de que suceda algo parecido porque buena parte del plan de financiación de la recompra queda supeditado a la presencia de Osasuna en Primera y a los cuantiosos recursos que la categoría aporta. Pero ocurre que ahora mismo el proyecto deportivo, el ascenso que es como el maná, genera serias dudas, tanto fuera como dentro del club. Nada que oponer a un estadio más amplio, más cómodo, accesible y seguro, pero ¿para albergar qué? Porque el fundamento de cualquier instalación (y ahí al lado está el Arena) no es el diseño sino su oferta como contenedor. Creo que es en este punto donde falta un orden de prioridades porque sin equipo que arrastre, que seduzca y que represente a lo más hondo del osasunismo hasta la vieja grada de Oberena viene grande.

Para quienes añoramos un equipo más nuestro, más fiel a un estilo de juego rápido y agresivo, esta maniobra de la directiva es como comenzar la casa por el tejado (o por la tribuna). Entiendo que lo primero que debería recomponer Osasuna son sus principios deportivos, un estándar que le haga identificable y en el que la cantera sea el armazón que sostenga al equipo. No son pocos, de hecho, los que preguntan por qué no se ha recomprado primero Tajonar, tasado en 19 millones de euros. Yo creo que obedece a que el plan de negocio que maneja la directiva ve en el estadio una inversión y en Tajonar, un gasto. Eso habla de lo que está pasando en el área deportiva: dispendios para fichar mientras el Promesas y el juvenil de División de Honor pasan por uno de sus peores años. Sin embargo, la apuesta es un estadio con vida comercial, un lugar de visita con un museo como gancho. Pero, insisto ¿qué es lo que se va a poner sobre el verde, cuál va a ser la marca de Osasuna? Creo que ha faltado una reflexión más sosegada y participativa, sin la obsesión de poner la meta en un centenario que no es un punto de llegada.

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »

Últimas Noticias Multimedia