Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Las cámaras grabaron sus fechorías

El ladrón que robó a las puertas de la cárcel

Condenado a 9 MESES de cárcel un VECINO DE BARAÑÁIN QUE INTENTÓ sustraer CABLE EN DOS INSTALACIONES eléctricas junto AL CENTRO PENITENCIARIO.

Un reportaje de Enrique Conde - Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Exterior del centro penitenciario de Pamplona.

Exterior del centro penitenciario de Pamplona. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Exterior del centro penitenciario de Pamplona.

Su determinación hacía pensar que tenía el plan lo suficientemente pensado, pero todo le salió rematadamente mal. El hombre aparcó el coche cerca de la instalación eléctrica, abrió el maletero, extrajo unos alicates de gran tamaño, los engrasó para que nada fallara, se colocó unos guantes negros para no dejar huellos, probó las tenazas para ver que funcionaban bien y se acercó a la valla de la instalación para arramplar con lo que pudiera. No valoró lo suficiente que lo que tenía a sus espaldas era el centro penitenciario de Pamplona, en la colina de Santa Lucía, y que las cámaras de vigilancia de los exteriores de la prisión le estaban retratando toda la escena. Avisada la Guardia Civil, los agentes le encontraron escondido entre unos matorrales y con las manos en la masa, con cable cortado, igualmente rotas las bridas que sujetaban el cable y la valla hecha pedazos. La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha desestimado ahora el recurso de este hombre, un vecino de Barañáin de 37 años, David E.J., que había sido condenado por el Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona a nueve meses de prisión, pena que ahora es confirmada.

Los hechos ocurrieron el 6 de mayo de 2017, hacia las 11.30 horas, cuando el acusado, con antecedentes penales, acudió a las inmediaciones del centro penitenciario y tracturó la valla que rodeaba una estación de antenas que se encontraba en las proximidades, propiedad de la mercantil Cellnex, y tras fracturar el cuadro eléctrico, se apoderó de cableado de cobre. Asimismo, actuó con el mismo ánimo y se dirigió a una estación eléctrica de Iberdrola que se encontraba a escasos metros de la distancia y, tras la valla que la rodeaba, trató de apoderarse del cableado existente en su interior. El acusado fue sorprendido sin haber podido disponer siquiera de los efectos que había sustraído y tendrá que indemnizar a Cellnex con 366 euros por los daños ocasionados. En ambas sentencias se constata que “no hubo nadie más en el lugar, porque no se vio a nadie más por las cámaras, y cuando llegaron los agentes localizaron solo al acusado, describiendo que el mismo estaba agachado y con guantes”.

Últimas Noticias Multimedia