OSASUNA MAGNA 2-3 JAÉN

Derrota de las que escuecen

primera división | osasuna magna pierde el cuarto puesto ante un jaén que ganó sobre la bocina

Beatriz Equísoain Iraizoz Iñaki Porto - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Eric Martel, quien ayer anotó los dos goles del Xota, eleva el balón por encima de Dídac.

Eric Martel, quien ayer anotó los dos goles del Xota, eleva el balón por encima de Dídac. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Eric Martel, quien ayer anotó los dos goles del Xota, eleva el balón por encima de Dídac.

Osasuna Magna 2

Jaén 3

OSASUNA MAGNA Asier, Araça, Dani Saldise, Rafa Usín y Bynho -cinco inicial-. También jugaron Víctor, Roberto Martil, Eseverri, Eric Martel, Llamas y Alan.

JAÉN PARAÍSO INTERIOR Dídac, Boyis, Carlitos, A Brandi y Chino -cinco inicial-. También jugaron Mauricio, Burrito, Campoy, Dani Martín, Bingyoba y Wendell.

Goles 1-0, m.5: E. Martel;2-0, m.25: E. Martel;2-1, m.27: Campoy;2-2, m.38: Chino;2-3, m.40: Boyis.

Árbitros Alonso Montesinos y Santander Flamarique. Mostraron amarilla a los locales Eseverri y Usín;y a los visitantes Carlitos, Dídac, Mauricio, Wendell, Bingyoba y A Brandi.

Pabellón Anaitasuna. Unos 2.800 aficionados.

pamplona- De la manera más dolorosa. Cruel. Osasuna Magna vio desaparecer ayer los tres puntos del pabellón Anaitasuna en el último suspiro ante un Jaén que no demostró superioridad, pero que supo rentabilizar sus disparos a la puerta de Asier. En especial el último, el que salió de las zapatillas de Boyis, el que le dio la victoria por 2-3, además de un cuarto puesto que hasta ese momento ostentaban los navarros. La plaza cambió de dueño.

El Xota tardará mucho tiempo en olvidar un final como el de ayer. Faltaban 22 centésimas de segundo. La posesión era para el Jaén, después de que los colegiados anulasen poco antes un saque de banda de Rafa Usín, quien ayer vio truncada la celebración de sus 300 partidos con el club de Irurtzun. Los andaluces botaron un córner, el esférico llegó a Boyis y este no dudó en lanzarlo a la portería navarra. En ese momento la bocina sonó y, tras un desconcierto inicial, finalmente los colegiados daban por bueno el tanto rival. El gol subía al marcador y Osasuna Magna perdía por 2-3.

El conjunto de Imanol Arregui había completado hasta ese instante un partido serio, difícil también, ante un Jaén que se jugaba esa cuarta plaza de la tabla. Para ello tuvo que remontar un encuentro que el Xota dominó en el marcador hasta el tramo final. Eric Martel, ayer muy efectivo, adelantó a su equipo cuando se cumplía el minuto 5 de partido, tras elevar sutilmente el balón por encima de Dídac. Una jugada en la que también intervino Javi Eseverri, quien arrastraba molestias, con su asistencia.

Martel, junto con Bynho, fueron dos de los jugadores con más mordiente en el ataque local. De los que más marearon a la defensa jienense. El catalán pudo ampliar la ventaja verde con un potente tiro de falta primero y con un disparo después tras un saque de esquina que golpeó el exterior de la red. No obtuvo su recompensa, como tampoco lo hizo Carlitos, ex del Xota, que mandó un balón al travesaño tras zafarse del marcaje de la defensa navarra. Osasuna dominaba, pero no terminaba de rematar, y con una renta mínima se iba al descanso.

El Jaén salió con fuerza en la segunda mitad. Las ocasiones de Bingyoba y Dani Martín pudieron suponer el empate, pero lejos de eso fue de nuevo el Xota quien anotaba por medio de Eric Martel. La réplica del Jaén tardó poco en llegar y Campoy aprovechaba un balón que previamente había golpeado en Víctor para acortar distancias.

Los nervios afloraron sobre la pista. A partir de ahí se produjeron los minutos locos del partido, con Wendell mandando de nuevo un balón al palo tras el despeje de Asier. Una contra con el tridente brasileño Araça, Alan y Bynho acabaría en córner, si bien logró levantar de sus asientos a los aficionados que ayer volvieron a llenar el pabellón Anaitasuna.

Eseverri pudo anotar el 3-1 tras cruzar un balón, pero acabó golpeando el poste. El entrenador del Jaén, Dani Rodríguez, optó por sacar a Campoy de portero-jugador. La estrategia le funcionó y Chino, a falta de dos minutos, empataba la contienda (2-2).

Los gritos de ¡Xota, Xota!se sucedieron en la grada y de nuevo el capitán gozó de una clara ocasión casi a puerta vacía. Imanol se lanzó a por la victoria con el juego de cinco. A diez segundos para el final, una falta en el saque de banda de Usín devolvía el balón al Jaén. Nadie se imaginaba el final. Nadie se imaginaba que Boyis pudiese marcar cuando restaban 22 centésimas tras un córner. Pero lo hizo. Y la victoria volaba.

A la derrota de ayer se sumó también la lesión de Dani Saldise. El de Irutzun acabó con el tobillo tocado y habrá que analizar el alcance de su lesión.

Últimas Noticias Multimedia