VW defiende que cumplió con sus obligaciones de informar a los accionistas sobre el ‘dieselgate’

Se enfrenta a una demanda colectiva, en la que la mayoría son grandes inversores institucionales que piden 9.000 millones

Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Volkswagen aseguró ayer que cumplió con sus obligaciones de informar al mercado de capital. Así se desprende de la contestación a la demanda colectiva, en la que unos 1.600 demandantes reclaman 9.000 millones, que Volkswagen presentó esta semana en la Audiencia de Braunschweig. Los accionistas consideran que VW informó demasiado tarde al mercado de la manipulación de las emisiones de gases en vehículos con motor diésel, lo que provocó el desplome de la cotización en bolsa de las acciones y les ocasionó elevadas pérdidas. El 99% de los demandantes son grandes inversores institucionales, como bancos.

En su defensa, el fabricante automovilístico dijo que el entonces director de Finanzas, Hans Dieter Pötsch, que ahora es el presidente del consejo de supervisión, había calculado un posible riesgo de sólo 150 millones antes de que se hiciera pública en EEUU la manipulación de las emisiones de gases en vehículos con motores diésel, según la contestación a la demanda. Esta cantidad no hubiera tenido repercusión en la situación financiera de VW y contemplaba posibles multas y costes de las actualizaciones del software en los vehículos diésel. VW consideró que no existían indicios de que la manipulación pudiera tener repercusión en la cotización de las acciones hasta que EEUU publicó sus acusaciones el 18 de septiembre de 2015 para sorpresa de Volkswagen.

Las acciones del grupo VW llegaron a perder casi la mitad de su valor en bolsa y costaron a comienzos de octubre de 2015 92,50 euros, frente a los 162 euros del 18 de septiembre antes de conocerse la manipulación. A mediados de marzo de 2015, los títulos de VW se llegaron a pagar a 250 euros. En la contestación a la demanda, dice que a partir de mayo de 2015 hubo indicios a nivel ejecutivo de que podría haber un problema en EEUU por las emisiones. Entre tanto la compañía ya se ha recuperado de la caída y sus acciones cuestan 152 euros. - Efe