Javier Bruna Director, compositor y saxo tenor de Bruna sonora

“Bruna Sonora es una ensalada musical donde puedes viajar entre sonoridades y entre idiomas muy diversos”

Partiendo de melodías que se asientan en la memoria, el grupo Bruna Sonora (medio tudelano medio madrileño) hace su presentación hoy en el Teatro Gaztambide (20.30)

Fermín Pérez-Nievas - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los componentes del grupo Bruna Sonora posan tras una de sus actuaciones, Javier Bruna está a la derecha con camisa blanca y chaleco.

Los componentes del grupo Bruna Sonora posan tras una de sus actuaciones, Javier Bruna está a la derecha con camisa blanca y chaleco. (D.N.)

Galería Noticia

Los componentes del grupo Bruna Sonora posan tras una de sus actuaciones, Javier Bruna está a la derecha con camisa blanca y chaleco.

Tudela- Bruna Sonora nace de un cóctel de músicos entre Tudela y Madrid. ¿Cómo surge esta unión?

-Cuando emprendes un proyecto donde vas a poner todo tu empeño, conocimientos e ilusión es muy importante, en mi opinión, escoger muy bien a los compañeros de viaje que deseas que te acompañen en tu aventura. He nacido y vivido muchos años en Tudela, y ahí se han creado unos vínculos personales y musicales con personas que he considerado esenciales para Bruna Sonora. Y lo mismo ha ocurrido en Madrid, donde vivo desde hace años.

Ensayáis en Madrid ¿cómo se logra la unión a caballo entre dos estaciones?

-Cuando crees en un proyecto y tienes una buena conexión con las personas que forman parte de él, la distancia entre Tudela y Madrid no es tanta. Todos los componentes de Bruna Sonora hacen todo lo posible por sacar adelante este proyecto, incluidos los desplazamientos y tantas otras cosas que son igual de importantes que desplazarse tantos kilómetros.

El pasado 14 de febrero os presentastéis en la sala Galileo de Madrid, ¿cómo fue la exhibición?

-Para nosotros ha sido uno de nuestros mejores conciertos. La sala Galileo Galilei estaba llena y se creó un ambiente muy especial. Tuvimos una gran acogida del público, que se mostró muy receptivo y emocionado, sentimos mucha conexión con él. Estuvimos realmente a gusto tanto en el escenario como después del concierto, conversando con muchos de los asistentes y recibiendo sus impresiones, que fueron muy positivas.

¿Qué relación tiene Bruna Sonora con la antigua Numidia?

-Ambas formaciones tienen muchos puntos en común. La mezcla de pueblos y culturas, de idiomas, el ante todo afán de investigación por combinar elementos tradicionales con otros más actuales... Además, algunos componentes de Numidia forman parte de Bruna Sonora.

Después de oír el disco se queda la sensación de cierto aire de bandas sonoras de películas... ¿es acertada esa sensación?

-La verdad es que nos lo dice mucha gente. Es cierto que nuestra música puede resultar muy descriptiva. Cada tema pasa por distintas secciones con mucho contraste, evocando paisajes y situaciones muy diversas que vienen y van constantemente.

También hay aires de jazz, música folk y, como siempre, mucha mezcla y acentos distintos que siempre enriquece, ¿no?

-La mezcla es uno de los aspectos que más me atraen de la música, y disfruto experimentando con distintas combinaciones de elementos. Bruna Sonora es el proyecto donde más he profundizado en esto. Efectivamente, hay elementos de jazz y melodías tradicionales, y también música clásica, klezmer y otras música mediterráneas. Una ensalada musical donde puedes viajar entre sonoridades muy diversas e idiomas (castellano, bereber, francés...).

Empleáis instrumentos diferentes a los habituales en otros grupos, ¿es buscado o una necesidad de las canciones?

-Realmente la mayoría de los instrumentos son habituales. Lo que es inabitual es su combinación en la misma formación. En el segundo disco de Tarareando, Miniaturas, sí aparecen algunos más atípicos, e incluso instrumentos que normalmente no se usan como tal, por ejemplo un mortero con dedales, una caracola o un udú percutido con una alpargata. Esto está acorde con el carácter experimental de este disco. Y sí, la elección y combinación de todos estos instrumentos surge de la necesidad de las composiciones, que juegan con las distintas sonoridades que puede aportar cada instrumento.

¿Por qué volver a canciones antiguas?

-¡Por enamoramiento! Son melodías que, a pesar de su sencillez, tienen una gran riqueza. Son la semilla desde la que se construye gran parte del repertorio. Melodías que han sobrevivido al paso del tiempo, que están en la memoria de todos y han ido pasando de boca en boca porque de ellas se desprende algo especial.

¿Qué planes tiene Bruna Sonora para este año?

-Después de la presentación hoy en Tudela, tenemos cerrados varios conciertos en ciudades como Guadalajara, Majadahona (Madrid), Burgos... y parece que habrá algunos más aunque todavía están por confirmar. También estamos trabajando en nuevos temas y en un proyecto donde nuestra música se relaciona con otras artes.

las claves

“Tarareando son melodías que pese a su sencillez tienen una gran riqueza y son la semilla del repertorio”

“Bruna Sonora y Numidia tienen en común la mezcla de culturas e idiomas y algunos componentes”

“Todos los componentes hacen lo posible por sacar adelante el grupo, más allá de viajar tantos kilómetros”

los detalles

Integrantes. Javier Bruna (saxo tenor y composición), Bea Montero (piano y voz), Gerardo Ramos (contrabajo), Luis Zenner (trombón y bombardino), Cochán Martínez (batería), Karim Kerchit (mandol y voz), Estrella Serrano (saxo alto), Victor Bruna (flauta travesera), Antonio García (trompeta y fliscorno), Carlos Blázquez (clarinete), Jorge Rois (saxo barítono), Matías López (percusión).

CD. 1-Tarareando;2-El Cant dels Ocells, 3-Danza sonora, 4-La Tarara en África, 5-El vito anda de Jalec, 6-Árbole, 7-El burro, 8-El zoco.

Mezcla. Los 12 componentes de Bruna Sonora proponen un viaje lleno de conexiones, recuerdos y tarareos entre lo pasado y lo presente, lo local y lo global, lo tradicional y lo innovador, mostrando la emoción y el sentir que ponen en sus personales “creaciones, alquimias y aleaciones musicales”.

Sabor. El CD destila sonido y sabor a Mar Mediterráneo.

Autor. Javier Bruna es responsable del tratamiento y composición de los temas. Nacido en Tudela, se tituló en Pablo Sarasate. El grupo ganó dos premios Folkez Blai (2016) y Urdufolk (2017) y dos terceros: Brugos Raíz y Evolución .