Josetxo ‘El Brillantinas’

Luis Miguel Larrainzar Zudaire ‘Larri’ - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

He leído, con mucha satisfacción, el reportaje sobre el gran artista popular José Antimasberes.

Yo lo conocí en la mítica fonda de Huarte Casa Navarro, de mi buena amiga Lutxi.

Entraba con su enorme cassette al hombro que lo aparcaba encima del mostrador. Luego saludaba uno a uno a todos los parroquianos, a algunos incluso en euskera que había aprendido en sus trabajos de las campañas de la patata en la Abaurrea.

Luego se dirigía al altar de Casa Navarro, donde está el famoso violín, con la siguiente leyenda: “Puesto que tanto te debemos, un buen lugar te ofrecemos”. Era como un saludo y un respeto al gran Sarasate y, como brindando, “va por usted, maestro”.

Sacaba el frasco de colonia Patxuli y se mojaba todos los rizos de su amplia cabellera. Se ponía las castañuelas y en marcha el cassette y ya no paraba. Era como una transformación y podía estar horas bailando, parando sólo para beber algo o secarse el sudor, dejándonos a todos con la boca abierta contemplando su maravilloso e inigualable arte.

El violín era falso, un timo. El arte de Josetxo era auténtico y verdadero.

Mila esker por todo el arte popular que nos diste y disfrutamos. Ohore eta oroitzen bat. Agur eta beti arte Josetxo laguna.

Últimas Noticias Multimedia