Medias tintas

Peio Ojeda Telletxea - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

En la ya común actividad de leer noticias en el periódico por Internet, hay dos noticias que no tienen ninguna relación aparente pero que me han dejado mosca. La primera es del viernes 23, donde se cita que DIARIO DE NOTICIAS es el medio digital líder en Navarra en enero, y la segunda es del lunes 26, donde se cita que Telefónica planea conectar a más de 100 millones de personas en América Latina.

Lo que parece unir a estas dos noticias es la digitalización;un proceso in crescendo que por mi juventud veo como una evolución acorde con los tiempos que vivimos, pero que a gente de otra generación le parecerá una locura. Puede dar la impresión de ser una moda, pero yo creo que si un periódico local tiene más de un millón de visitas en un mes y una empresa como Telefónica quiere conectar a tantas personas, la cosa va en serio.

Al margen de los intereses comerciales que pueda tener Telefónica y los tintes colonialistas que pueda tener el proyecto, la apuesta es muy firme y confirma una realidad cada vez más presente: el mundo se comunica cada vez más gracias a Internet. Esto nos conduce directamente a las redes sociales, las cuales han cogido una magnitud brutal, pero donde las empresas navarras dejan mucho que desear a mi juicio. Y esto incluye a DIARIO DE NOTICIAS, a pesar de su éxito en la web.

No lo digo como una crítica ni como un reproche, pero en caso de digitalizarse, hay que hacerlo sin medias tintas y de manera activa en todas las redes sociales. Por seguir con el ejemplo, es cierto que este periódico tiene una actividad muy reseñable en Facebook o Twitter, pero un medio como Instagram presenta mucho público y muchas ventajas y sin embargo no tiene actividad alguna en dicha red. No hace falta ser Telefónica para tener un buen público, pero creo que cualquier empresa navarra (no solo DIARIO DE NOTICIAS) con un mínimo prestigio y trascendencia para la economía foral no puede permitirse el lujo de no participar de forma activa en redes sociales viendo la relevancia que tienen.

Y que conste en acta que yo no soy el mayor simpatizante de la digitalización ni pienso que sustituya algunas cosas;a mí me seguirá gustando leer en papel y que me hablen a la cara, en vez de a través de una pantalla. Pero para bien o para mal, las redes han llegado para quedarse y la indiferencia o reticencia ante su uso no sirven de mucho si tenemos medios y recursos para utilizarlas de manera productiva.