Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
María A. Blasco Directora del centro nacional de investigaciones oncológicas (CNIO)

“De la investigación salen las cosas rompedoras que pueden avanzar muchísimo la lucha contra el cáncer”

La doctora Blasco compartió ayer experiencias con profesionales del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra;un proyecto, a su juicio, “único” e “ilusionante”

M. Pérez Oskar Montero - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

María A. Blasco.

María A. Blasco. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

María A. Blasco.

PAMPLONA- María A. Blasco lidera el considerado buque insignia contra el cáncer en el Estado. Una patología “compleja” porque, como explica, “hay más de 200 tipos de cáncer y, además, ahora sabemos que incluso el mismo tipo de tumor en cada paciente puede ser diferente desde el punto de vista genético. O sea que me atrevería a decir que hay miles de enfermedades diferentes”. El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) se encarga de estudiar esta patología durante todo el proceso, desde el análisis de la estructura atómica de las moléculas hasta los oncólogos que atienden a los pacientes en los hospitales. “Tenemos un programa de descubrimiento de fármacos y, con ello, lo que queremos es acelerar el paso del descubrimiento básico, que puede ser llevado a cabo por investigadores de nuestros programas, al desarrollo inicial de moléculas con potencial farmacéutico”, expone la doctora durante un receso de la jornada de trabajo que mantuvo ayer en Pamplona.

El objetivo del CNIO es trasladar los descubrimientos científicos a métodos novedosos y más eficaces para prevenir, diagnosticar y tratar el cáncer. ¿Cuáles son los principales avances que han conseguido?

-Cada año hay trabajos que se publican en las mejores revistas, que son avances. Me gustaría destacar las apuestas que estamos haciendo en cuanto a líneas de investigación nuevas. Estamos apostando muy fuerte por entender los mecanismos moleculares de la metástasis, que es la causa principal de muerte por cáncer. El tumor cuando ya no está localizado y algunas células del tumor son capaces de viajar por la sangre, por los vasos linfáticos y colonizar otros tejidos;este proceso se llama metástasis. En ese momento el tumor es mucho más difícil de tratar, entre otras cosas porque no hay fármacos que vayan a bloquear la metástasis. Es un proceso que no se ha estudiado en profundidad, quizá por la complejidad, y por ello no hay muchos fármacos o ninguno que estén en clínica ahora que vayan realmente a atacar la metástasis. En el CNIO hemos apostado por esto. Hemos contratado tres grupos nuevos e incluso grupos del centro también están trabajando en ello, con el fin de iniciar también programas de desarrollo de fármacos que vayan a bloquear esta metástasis. También estamos apostando por la criometroscopia, que es una tecnología que recibió el premio Nobel de Química el año pasado y que permite resolver estructuras moleculares a nivel atómico.

El futuro de la Oncología, ¿por dónde pasa?

-Creo que pasa por la investigación, por la investigación y por la investigación. Sólo si hay investigación podrá haber nuevas estrategias terapéuticas, nuevos fármacos... que se puedan utilizar para tratar al paciente de cáncer. Entonces el futuro del cáncer, aunque desde los años 70 del siglo pasado, cuando se empieza la investigación en Biología Molecular del cáncer de manera seria, hasta ahora se ha avanzado muchísimo (hay un 50% de tumores que son curables, hay estrategias personalizadas, fármacos inteligentes que son capaces de atacar una molécula concreta del tumor de una persona...), pero estamos viendo solo la punta del iceberg. Todavía queda por conocer mucho más de lo que es el cáncer, de cuáles son sus talones de Aquiles, para tener tratamientos más efectivos. Una cosa prometedora hoy en día es la inmunoterapia. Consiste en potenciar de nuevo el sistema inmunológico para que ataque y controle la célula del tumor y esto hace 9 ó 10 años era prácticamente desconocido, había muy pocos grupos que trabajaban en el sistema inmunológico y el cáncer y nadie les hacía mucho caso. En cambio, de esto ha salido ahora una de las mayores promesas de la lucha contra el cáncer, con lo cual quiero hacer énfasis en que de la investigación es donde salen realmente las cosas rompedoras que pueden de repente avanzar muchísimo la lucha contra esta enfermedad. Si no hay investigación nunca pueden ocurrir cosas como la inmunoterapia u otras. El año que viene o dentro de dos puede haber otro hito y que esto tenga un impacto muy grande.

Por eso es importante apostar por la investigación biomédica.

-Claro. Todos los medicamentos vienen de un desarrollo de investigadores que ocurrió hace 5-10 años. La investigación es la avanzadilla y ahí se van a encontrar nuevas dianas terapéuticas, etc, que al cabo de los años se convierten en nuevos fármacos que son administrados a pacientes en los hospitales. Si no hay investigación, no hay nuevos fármacos.

En esta visita a Navarra ha conocido el Idisna. ¿Qué le parece?

-Me parece muy bien. Me parece muy importante aunar toda la investigación, la investigación clínica, las universidades, los centros de investigación que hay en Navarra, bajo una sola fundación. Me parece algo fundamental porque se va a potenciar y acelerar digamos los nuevos descubrimientos que surjan de la Comunidad Foral. Es muy importante. Me parece un proyecto ilusionante. Además, me parece único que se hayan aunado centros públicos y privados bajo un mismo paraguas con un objetivo común, que es aumentar la investigación que hay en Navarra. Y que, además, eso vaya aunado de un presupuesto y que se haya creo que triplicado el presupuesto destinado a la investigación biomédica, con lo cual seguro que en un plazo de 5 años se notará muchísimo esta apuesta, ¿no?.

A lo largo de la jornada, tienen previsto analizar los posibles cauces de colaboración entre el Idisna y el CNIO. ¿Puede concretarnos algo?

-Somos un centro nacional, con lo cual estamos encantados de colaborar con fundaciones de salud de todo el territorio. Estamos todavía hablando de posibles colaboraciones y, por nuestra parte, estamos encantados.

¿De qué manera influye el envejecimiento de nuestras células en la aparición de los tumores?

-El envejecimiento es la causa de la mayor parte de las enfermedades asociadas al envejecimiento y el cáncer es una de ellas. Por lo tanto, la investigación en envejecimiento es central a todas las enfermedades asociadas al envejecimiento. Para conseguir tener tratamientos más efectivos contra muchas de estas patologías es necesario entender este proceso del envejecimiento desde el punto de vista molecular para desarrollar un nuevo tipo de medicina preventiva y fármacos que sean más efectivos que los que tenemos ahora para tratar muchas de esas enfermedades: neurodegenerativas, fibrosis... Toda una serie de patologías que no tienen todavía tratamientos efectivos.

Pero el envejecimiento es inevitable. ¿O se puede evitar?

-Sí que es verdad que en las distintas especies animales se produce este proceso de envejecimiento, no en todas, hay algunas que no envejecen, pero lo que sí que sabemos es que es un proceso flexible, modulable. En los últimos 20 años de investigación en Biomedicina, en Biología Molecular se han descubierto cuáles son algunas de estas claves del envejecimiento y se ha demostrado que si se modifican, si se alteran, se puede alargar muchísimo la longevidad. Los primeros estudios se hicieron con un gusano y demostraron que se podía hacer que vivieran 3-4 veces más. En ratones, que son mucho más parecidos a humanos, también hemos conseguido alargar su longevidad, retrasar las enfermedades, etc. El envejecimiento es un proceso modulable y, sobre todo, es un procedimiento molecular, que se puede estudiar, se puede entender y, en la medida que se entiende, se puede controlar y manipular.

Se acerca el Día de la Mujer. ¿El mundo de la ciencia es machista?

-No diría que la ciencia es machista o no es machista. Lo que diría es que hay un techo de cristal en el mundo de la ciencia. En el mundo de las ciencias biomédicas, por ejemplo, ya hay más mujeres que hombres que están terminando las carreras e incluso que llegan a los niveles más altos de la formación. En el CNIO, por ejemplo, hay un 60% de investigadores que somos mujeres;la mayoría, pero todavía el salto a los niveles más altos -de dirección de un grupo de investigación, no ya de dirección de centros, donde solo somos un 18% en todo el Estado-, hay menos mujeres. Esto es complejo. Por qué puede ser así. Se piensa que un papel importante pueda ser el papel de los estereotipos de género, que nos perjudican y hay que luchar contra ellos, pero también está el problema de la conciliación. Las mujeres seguimos siendo las cuidadoras de los menores, de las personas mayores... Ahí, hasta que no se cambie la legislación y los permisos de maternidad y paternidad sean iguales y además intransferibles creo que seguirá habiendo esta diferencia.

¿Es partidaria de que haya cuotas?

-En nuestro país las cuotas no son habituales pero en países como Estados Unidos se utilizan. Cuando sabemos que ya hay desde hace más de 30 años tantas mujeres como hombres preparadas al máximo nivel en muchas carreras pero las mujeres siguen teniendo esta imposibilidad para llegar a los niveles más altos creo que hay que hacer políticas de equidad, de intentar compensar esto. Obviamente, siempre eligiendo a los mejores, pero muchas veces es que no se piensa en mujeres. Sobre todo a la hora de puestos que no son por oposición, sino por designación elegidos por comités de hombres a puerta cerrada, creo que es muy importante que se piense en mujeres a la hora de hacer estas promociones.

las claves

seminario científico

envejecimiento celular

El apunte. María A. Blasco explicó ayer a profesionales del Idisna la actividad investigadora que desarrolla como jefa del grupo de Telómeros y Telomarasa del CNIO. Al respecto, expuso que una de las vías moleculares mejor estudiadas del envejecimiento está relacionada con el acortamiento de los telómeros (estructuras de protección situadas al final de nuestros cromosomas que se pierden a lo largo de la vida). La velocidad a la que los telómeros se erosionan depende de factores genéticos y ambientales. El equipo de Blasco ha sido pionero en demostrar que un retraso en este proceso molecular puede retrasar el envejecimiento y la aparición de enfermedad.

“Apostamos por entender los mecanismos moleculares de la metástasis para desarrollar fármacos que vayan a bloquearla”

“Para tener tratamientos efectivos contra muchas patologías es necesario entender el proceso de envejecimiento celular”

“Hay un techo de cristal en el mundo de la ciencia;en la dirección de centros sólo somos un 18% de mujeres”

maría A. Blasco

Trayectoria. Desde 2011 dirige el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas. Es una investigadora del más alto nivel internacional, con más de 245 publicaciones científicas, especializada en el campo del envejecimiento celular. Su trayectoria ha sido reconocida con numerosos galardones entre los que figura el premio Nacional de Investigación Ramón y Cajal o la Medalla de Oro de la European Molecular Biology Organization.

Trabajo. Durante la jornada de ayer, visitó Navarrabiomed y se reunió con la dirección del Idisna y con profesionales del área de Onco-Hematología de los centros que componen este instituto.

Últimas Noticias Multimedia