Las aplicaciones que arruinan España

Cristina Castro Escudero - Domingo, 4 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Internet ha cambiado el mundo, podemos aprender idiomas, conectar con gente de distintas culturas e incluso comprar artículos de la otra parte del planeta y recibirlos en unos días. Sin embargo, algunas aplicaciones, que han convertido a sus creadores en multimillonarios, están arruinando nuestras condiciones laborales y ciudades. Estas aplicaciones proponen un modelo de economía colaborativa pero detrás de esta apariencia solidaria se esconde una profunda voluntad especulativa.

Debido al uso de determinadas plataformas, cada vez más personas prefieren alquilar su piso a turistas para cobrarles un mayor precio. Esto ha causado una reducción en el parque de viviendas y el desalojo de aquellos que, debido a no poder hacer frente al incremento del alquiler, se vieron obligados a abandonar su ciudad natal.

Eso no es todo, algunas aplicaciones, que parecen buenas, están acabando con trabajos como el de los taxistas o normalizando la situación precaria de muchos repartidores.

No todo lo que viene de fuera es bueno, deberíamos importar cosas que puedan hacernos crecer como país y no destruir nuestra cultura o forma de vida. Si el progreso causa retroceso no es progreso.