Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Con café y caldo se hace el camino

Unas 7.700 personas se movilizaron hasta Javier bien equipadas para dar vida a una tradición que no sabe de generaciones. Gracias al clima favorable, el número de peregrinos aumentó respecto al año pasado.

Un reportaje de Bea Ciordia/José Manuel Cuevas. Fotografía Iban Aguinaga - Domingo, 4 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Peregrinos caminando hacia Javier.

Peregrinos caminando hacia Javier. (IBAN AGUINAGA)

Galería Noticia

Peregrinos caminando hacia Javier.En pareja y sin importar la edad, en silencio y con la cruz por motivos religiosos o a pesar del cansancio, la gran mayoría de los peregrinos consigue llegar a Javier luego de hasta medio día de camino. El buen tiempo ayuda, como en el caso de la primeratodos los caminos conducen a javierUn peregrino se detiene a almorzar después de varias horas de caminata.Familias, <em>scouts</em> y grupos de amigos llenaron los caminos a Javier.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

M ochilas llenas, zapatillas bien atadas y, sobre todo, buen humor y ganas de disfrutar de un día muy especial. Poco más necesitaron los miles de peregrinos que ayer se echaron el petate a la espalda y, bajo un sol radiante, disfrutaron de la primera Javierada de este año, que movilizó a unas 7.700 personas procedentes no sólo de Navarra, sino de otros lugares de España e incluso de países tan lejanos como Japón y Australia.

Al igual que en ediciones pasadas de este emblemático camino en honor a San Francisco Javier, uno de los patrones de la Comunidad Foral, los peregrinos se lanzaron a esta pequeña aventura por diversas razones, desde creencias religiosas hasta motivaciones puramente deportivas y de ocio. La pamplonesa Asun Iriberri Pascual, por ejemplo, confesó que ayer se animó a hacer la Javierada para agradecer al santo. “Este año no le quiero pedir nada, sino que mi esfuerzo es de agradecimiento por muchas cosas”, afirmó la mujer, que salió de Idocin a las 7 de la mañana acompañada de Mariaje Vergara Arístregi, con la que mantiene una amistad muy especial desde hace 40 años. “Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos inculcaron esta preciosa tradición, y desde hace once años la hemos retomado con mucha ilusión”, añadió Vergara, vecina de Huarte.

cafeína y embutidosComo todos los años, la Venta de Judas, parada imprescindible a mitad del camino para quienes van a Javier, comenzó a recibir peregrinos desde la mañana, aunque en esta edición fueron un poco más madrugadores. “Hemos empezado a servir comida y bebida a partir de las 9.15, y desde entonces no hemos parado. Lo normal es que el trasiego sea un poco más tarde, pero parece ser que a la gente no se le han pegado las sábanas”, afirmó Elena Acaz Carro, presidenta de la Asocición de Voluntarios de Navarra (ASVONA).

Un año más, el caldo de pollo, el café y los bocadillos fueron los productos estrella entre los peregrinos, quienes también pudieron disfrutar de un masaje en los puestos de Cruz Roja antes de enfrentarse al último gran desafío del camino, la cuesta de Liédena, que registró la mayor actividad entre la una y las tres de la tarde, hora punta de peregrinos en la Venta de Judas.

ruedas y piernasLos peregrinos que caminaron hasta Javier estuvieron acompañados en todo momento por otros compañeros que prefirieron llegar al municipio navarro pedaleando, sobre ruedas e incluso a puro galope. Las Javieradas son, sin duda, una jornada ideal para compartirla con la familia o los amigos, y por eso miles de personas optan por mezclar esfuerzo y diversión en un mismo paquete. La edición de este año no fue la excepción y congregó a un número considerable de ciclistas, corredores e incluso algún que otro patinador bajo el lema ¿Qué buscáis?

pEREGRINOS

Participación. En la primera jornada de las Javieradas participaron unos 7.700 peregrinos, más de los 6.500 de 2017, según la Policía Foral, que también contabilizó alrededor de 1.500 turismos y 34 autobuses, frente a los 1.200 coches y también 34 autocares del año pasado.

cruz roja

El equipo. Más de 200 personas hacen posible el segundo operativo más grande que despliega Cruz Roja en la Comunidad Foral después de los Sanfermines.

Puestos de atención. Este año Cruz Roja añadió dos puestos de atención, en el cruce de Los Abetos y en el monasterio de la Oliva, para un total de 25 lugares en los que atendieron a casi medio millar de personas.

voluntarios

ASVONA. La Asociación de Voluntarios de Navarra contó con un total de 36 personas en la primera Javierada, entre las 10.30 y las 18 horas.

Otra tradición. Los miembros de ASVONA, 18 cada día, se ubican en el puesto que montan año tras año en la Venta de Judas, donde los peregrinos descansan.

sensaciones

José Aldaba “esto pasa de padres a hijos”

José Aldaba Legazpi es el responsable de comunicación de Cruz Roja Navarra, donde lleva trabajando 17 de sus 50 años. Antes, cubría las Javieradas para la radio, por lo que destacó la pervivencia de esta tradición en distintas generaciones.

elena acaz “sin las empresas sería imposible”

La presidenta de ASVONA, Elena Acaz Carro, lleva 28 años en la asociación, más cinco en los que fue una peregrina más. Cada año, ella y su equipo atienden a miles de personas, lo que para ella no sería posible sin el apoyo de las 36 empresas que proveen bebidas, alimentos e infraestructura para el trabajo de los voluntarios.

la cifra

1.775

La Asociación de Voluntarios de Navarra tuvo para repartir 1.755 kilos de alimentos, repartidos en quesos, embutidos, barras de pan, dulces y bollería, fruta fresca, frutos secos y lácteos, además de 2.500 litros de agua, zumo, refrescos y leche.

Últimas Noticias Multimedia