la "Carrera de los dos mares"

Mikel Landa, al mando del Movistar en la Tirreno Adriático

EFE - Lunes, 5 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 12:22h

Mikel Landa y Chris Froome.

Mikel Landa y Chris Froome. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Mikel Landa y Chris Froome.

MADRID. El ciclista alavés Mikel Landa será el jefe de filas del Movistar para la Tirreno-Adriático que comienza el próximo miércoles y finaliza el día 13 después de siete etapas que incluyen dos contrarreloj, entre ellas la inicial de 21,5 kilómetros en Lido di Camaiore.

En esta competición del World Tour, conocida como la "Carrera de los dos mares", entrarán en liza las principales figuras del pelotón, como el británico Chris Froome, con quien Landa volverá a medir sus fuerzas, al igual que ocurrió recientemente en la Vuelta a Andalucía, en la que el alavés fue segundo.

Movistar presentará un equipo potente, en la que apostará por su líder desde el primer día, donde afrontará una crono por escuadras de más de 20 kilómetros.

En ese terreno, Landa estará protegido por especialistas, entre ellos el portugués Nelson Oliveira, cuarto en el Mundial de crono de 2017. También competirán rodadores como Andrey Amador, Daniele Bennati y Jassa Sutterlin. El equipo de Movistar también incluye escaladores: Jaime Rosón y Jorge Arcas.

La 53ª edición de la Tirreno-Adriático rendirá homenaje a la memoria de Michele Scarponi, en cuyo honor una de las etapas acabará en su localidad, Filottrano, concretamente el domingo 11 de marzo.

La Carrera de los dos mares apuesta por su diseño habitual, con dos pruebas cronometradas, finales para velocistas, etapas de gran fondo y llegadas exigentes para escaladores y clasicómanos.

Las dos cronometradas son idénticas a las de 2017: la inicial por equipos, de 21,5 kilómetros en Lido di Camaiore, totalmente llana, y la final de 10 kilómetros en San Benedetto del Tronto, que por ser del todo plana y adecuada para especialistas a veces crea diferencias superiores al medio minuto entre los hombres de la general.

Las oportunidades para los esprinters llegarán el jueves en Follonica tras 167 kilómetros con solo una breve ascensión de salida, y el de Fano, lunes 12, en otra etapa breve de 153 kms y bastante tortuosa de salida.

Las tres jornadas decisivas serán la de Trevi, un maratón de 239 kilómetros el viernes día 9, con dos subidas finales al muro de Santo Tommaso, incluido un kilómetro final al 11,5% y rampas de hasta el 20%-;la de Filottrano el quinto día, con tres pasadas (800 metros al 11,8%) y llegada en cuesta (5%);y la etapa reina del Sassotetto (sábado 10), con 11 kilómetros de subida por encima del 7%.