la carta del día

Santa Criz: 100 años

Por Jesús Mª Arroqui Arandia - Lunes, 5 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Mañana de primavera. Villa romana de Liédena. Departiendo amigablemente con un matrimonio que visitaba el enclave, en un momento determinado un nudo en el estómago me dejó sin palabras: pernoctaban en Sos del Rey Católico, lugar desde el cual se dirigían cada día a uno de los lugares cercanos que muestran, sin complejos, su patrimonio histórico. ¡Y no conocían Santa Criz, en Eslava! Años y años de excavaciones, investigaciones, inversiones y satisfacciones, también desilusiones, y ni siquiera sabían de su existencia, a escasos kilómetros del lugar;una civitas romana, una civitas monumental, la más importante de Navarra. El año pasado se puso en valor lo excavado, de una manera magistral, y a nadie que la conoce deja indiferente, a pesar de que solo podemos visitar una ínfima parte: un foro, un criptopórtico que continuamente me atraen, y la necrópolis.

No obstante, meses más tarde ocurrió un hecho extraordinario, que me llenó de ilusión y esperanza: el hermanamiento de la villa romana de Liédena, con Santa Criz y con el paradigmático yacimiento de Los Bañales, en Uncastillo, un ejemplo a seguir en su manera de llevar las excavaciones y en su difusión por cualquier medio imaginable, gozando de la admiración de cualquiera que tenga interés en la arqueología, y que ha sido reconocido internacionalmente.

A este hermanamiento asistieron diversas autoridades de nuestra comunidad autónoma, y también en alguna otra ocasión han salido en la foto con motivo de celebrarse este año el centenario de su descubrimiento. Asimismo, con motivo de estos 100 años, tendremos la posibilidad de visitar en el mismo Eslava diverso material encontrado en las excavaciones, que nos da a entender que nos encontramos en una ciudad de importancia. En un edificio que, aprovechando la tesitura, podría convertirse en un centro de interpretación en el que exhibirse, de forma rotatoria, los hallazgos en poder del Gobierno de Navarra y pertenecientes a Santa Criz.

Pasado este año, ¿qué sucederá? ¿Se dejará al municipio de Eslava a solas con la inmensa labor a realizar? ¿Su precaria economía hará que permanezca bajo tierra la ciudad romana más importante, en Navarra, que podríamos visitar y disfrutar? Hoy en día las excavaciones son laboriosas y muy meticulosas, dado que prima sobre todo la investigación, hasta el punto de que se está cambiando la historia con los nuevos estudios y hallazgos realizados. Pero se necesita un mecenazgo para realizarlo, y hasta que Santa Criz no lo encuentre, el Gobierno de Navarra tiene la obligación de serlo. O debería. Además, hoy en día, el turismo arqueológico y cultural está cobrando un protagonismo cada vez mayor, y Santa Criz está rodeada de un amplio legado, no solo romano, siendo Los Bañales un centro de atracción inigualable muy concurrido. Sería una actuación pensando en el futuro;económicamente ayudaría al municipio y a todos nos llenaría de satisfacción.

Me gustaría ver al Gobierno de Navarra implicado en este yacimiento romano, con restos de un poblado vascón y de una torre medieval -de momento-, lo que ya dice mucho del mismo. Que no ocurra como la más conocida Andelos, que la desidia civil y la rápida inmatriculación por parte de la Iglesia de los terrenos altos del cerro donde se ubica, impide continuar la búsqueda y puesta en valor de nuevos e importantes descubrimientos.

Celebremos y disfrutemos del Centenario del descubrimiento de Santa Criz. Pero hagámoslo todos los años y no solo éste. No nos decepcionará.

Últimas Noticias Multimedia