Mesa de Redacción

Lo mucho que está en juego

Por Joseba Santamaria - Martes, 6 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El Tribunal Constitucional falla en contra de Navarra en el 80% de las 17 leyes forales recurridas por el Gobierno del PP en los últimos años, muchas de ellas con el impulso y la complicidad de UPN, según la información publicada ayer lunes por DIARIO DE NOTICIAS. Las dos últimas leyes navarras anuladas son especialmente graves por cuanto trataban de corregir los efectos más duros de la crisis en los sectores más desfavorecidos y asegurar el cumplimiento del derecho a la atención sanitaria a todos los ciudadanos. Son dos nuevos ejemplos de la deriva centralizadora contra las capacidades de autogobierno de Navarra. Y no sólo supone una posición política absurda e injusta negar la posibilidad de que Navarra pueda mejorar las condiciones y calidad de vida de miles de sus ciudadanos para evitar una mayor fractura social en la sociedad, sino que evidencia que la descentralización tiene apenas un alcance administrativo y cuando las decisiones políticas no le gustan rompe la baraja y la bilateralidad entre Navarra y el Estado queda en agua de borrajas. La utilización del recurso ante el Tribunal Constitucional contra las capacidades legislativas de Navarra ha sido un método de ataque político y judicial sistemático contra el régimen foral, el autogobierno y las propuestas de cambio político y social. Y ha contado casi siempre con la complicidad del alto tribunal para imponer una uniformidad política que empeora el modelo de bienestar y cohesión social de Navarra. Porque es difícilmente comprensible que el propio TC, el órgano encargado de velar por los principios constitucionales, falle en contra del principio de la Constitución que salvaguarda el derecho de todas las personas a la atención sanitaria o en contra de mejorar y facilitar el acceso a los fármacos a las personas enfermas, por poner sólo dos ejemplos recientes. En realidad, lo que está en juego es un debate de alcance sobre la personalidad política de Navarra, y sobre la construcción de un modelo social, económico y fiscal de prioridades presupuestarias, redistribución de la riqueza y equilibrio social para el siglo XXI a través del autogobierno foral.

Últimas Noticias Multimedia