Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los juzgados navarros dictan 171 ejecuciones hipotecarias en 2017, un 70% menos que en 2015

La Comunidad Foral recupera las cifras de antes de la crisis económica No obstante, los desahucios siguen por encima de los 400, ya que aumentan los practicados por impagos de alquiler

Martes, 6 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Concentración de la PAH en Pamplona.

Concentración de la PAH en Pamplona. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Concentración de la PAH en Pamplona.

pamplona- Las ejecuciones hipotecarias se han vuelto a desplomar en Navarra por sexto año consecutivo, una tendencia que lleva a la baja desde el año 2012 cuando se alcanzó el techo de 817 ejecuciones, y en 2017 se han recuperado las cifras anteriores a la recesión económica. En relación con los últimos años, si en 2016 los procedimientos judiciales a través de los cuales se ordena la venta de un bien inmueble gravado con una hipoteca a la que no se puede hacer frente cayeron un 38,8% respecto a 2015, en 2017 continuó esta tendencia al descender un 52%. Así, en términos absolutos, los juzgados navarros tramitaron 582 ejecuciones hipotecarias en 2015, 356 en 2016 y 171 el pasado año, lo que se traduce en un descenso de las ejecuciones de un 70,6% en dos años, según el informe Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales que ayer hizo público la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial.

No obstante, los lanzamientos hipotecarios (desahucios) practicados siguen manteniéndose por encima de los 400, ya que descendieron los efectuados por impago de las hipotecas pero ascendieron los dictados por impagos de rentas de alquiler de viviendas o locales comerciales.

En el conjunto del Estado también se ha constatado un notable descenso del 37,8%. Concretamente, Cantabria fue la única comunidad autónoma en la que no se registró una bajada de las ejecuciones hipotecarias el año pasado, y su tendencia ha sido al alza con un aumento del 2,1%, respecto a 2016. No obstante, además de en la Comunidad Foral, también han tenido descensos superiores al 50% en Aragón, Catalunya y La Rioja.

los desahucios se mantienenEn lo relativo a los desahucios, el informe refleja una tendencia similar a la de años anteriores manteniéndose por encima de los 400. Si bien se ha producido una disminución de los practicados por el impago de las hipotecas del 7,8%, pasando de los 167 que se llevaron a cabo en 2016 a los 154 tramitados el año pasado. Sin embargo, este descenso se contrarresta con el aumento experimentado por los lanzamientos dictados por impagos de rentas de alquiler de viviendas o locales comerciales. De esta manera, el estudio recoge unos datos similares a los del año anterior, aunque ligeramente superiores, ya que se practicaron 254 desahucios en 2017 y 237 en 2016, es decir, un 7,2% más.

En el computo global, las ejecuciones hipotecarias experimentan un descenso muy importante, mientras que los lanzamientos se mantienen similares a los registrados en los últimos cinco años. La explicación de que la disminución de las ejecuciones no se materialice en un descenso de los desahucios está en que las primeras pueden demorarse en el tiempo varios años, por lo que muchas de las que se dictaron durante los años de crisis se van resolviendo ahora, aunque se reduzca el número de ejecuciones hipotecarias.

recuperan cifras previas a la crisisLos datos arrojados el pasado 2017 vuelven a dibujar en Navarra un escenario incluso mejor que el de los años anteriores a la crisis. En 2007, se dictaron en Navarra 178 ejecuciones hipotecarias y al año siguiente ascendieron a 451, una tendencia que se prolongó hasta 2012 cuando se alcanzaron las 817. A partir de entonces, se produjo un punto de inflexión y comenzaron a decrecer, experimentando una mayor bajada en estos dos últimos años, en los que las ejecuciones han descendido un 70,6%.

Respecto a los monitorios (procedimientos que sirven para reclamar deudas dinerarias líquidas, determinadas, vencidas y exigibles, e incluyen las cantidades debidas en concepto de gastos comunes de comunidades de propietarios de inmuebles urbanos) el número de asuntos decreció el pasado año un 14,9%, al contabilizar un total de 4.265 frente a los 5.009 de 2016. De igual forma, el pasado año se registró un leve descenso en el número de concursos presentados, que cayeron un 4%, ya que en 2017 se instaron 47 frente a los 49 interpuestos en 2016. - U. Yoldi/E.P.