Landa lidera al movistar en la tirreno

Capitán de los mares

Landa lidera al movistar en la tirreno-Adriático, que arranca hoy con una contrarreloj por equipos y que le medirá a chris Froome

César Ortuzar - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

El alavés Mikel Landa, que esta temporada se estrena en el equipo Movistar.

El alavés Mikel Landa, que esta temporada se estrena en el equipo Movistar. (EFE)

Galería Noticia

El alavés Mikel Landa, que esta temporada se estrena en el equipo Movistar.Mikel Landa charla con Chris Froome antes de una etapa de la reciente Vuelta a Andalucía.

Donostia- “No es que no lo quiera. Él tiene sus objetivos personales y son muy respetables, porque los tengo yo, Valverde y los demás”, se despachó Nairo Quintana en una entrevista concedida al diario El Tiempoen Colombia. Hablaba el colombiano de Mikel Landa, el gran fichaje del Movistar, el corredor que deseaba Eusebio Unzué. “Para nosotros es una gran noticia. Por edad y por lo que está demostrando, es el corredor llamado a liderar el ciclismo español durante los próximos años”, señaló entonces el mánager general de Movistar. A Quintana no le entusiasma la llegada del alavés. “Quería retener a la gente que se nos fue, a los amigos (Castroviejo y Gorka Izagirre) que estaban conmigo desde hace mucho tiempo, porque ya nos conocíamos. Era gente que tenía el interés de hacer su trabajo bien”. La sombra de Mikel Landa inquieta a Quintana, tal vez porque ambos comparten un mismo deseo: conquistar el Tour de Francia.

Esa situación generará un debate y la toma de decisiones desde el puesto de mando, que en el ciclismo está a ras de suelo, en la carretera. “En el momento que tenga que trabajar él o yo, pues el equipo es el que tiene que decidir. Claro, y la carretera, que pone a cada uno en su sitio. El equipo tiene la confianza en él. De acá en adelante no sabemos si le va a ir bien, regular o mal, pero el equipo lo respalda, al igual que a mí y que a Valverde. Hay que trabajar en armonía, en equipo, todo lo define la carretera”, expuso Quintana, que elude la Tirreno-Adriático, una prueba que ha vencido en dos ocasiones, para mimar su asalto al Tour.

En esa ruta hacia la gloria en los Campos Elíseos de París, Landa y Quintana ruedan, de momento, en paralelo hasta que se crucen en la Itzulia, carrera en la que cohabitarán. El de Tunja compitió en la carrera Colombia Oro y Paz en su país, mientras que Landa debutó en la Vuelta a Andalucía ofreciendo un gran nivel en los altos, aunque penalizado en la contrarreloj.

primer ensayo del tourEsa mezcla de montaña y crono se la encontrará Mikel Landa en la Tirreno-Adriático que despega hoy con una contrarreloj por equipos y que aterrizará el próximo martes con una crono individual. La carrera de los dos mares estará tejida por un molde muy atractivo que contiene dos cronometradas, finales para los velocistas, etapas de gran fondo y llegadas durísimas para escaladores y clasicómanos. El de Murgia alcanza la carrera a buen nivel después de una pretemporada sin contratiempos. Landa será el líder del Movistar y deberá medirse con una pléyade de estrellas, un listado propio del Tour de Francia. La Carrera de los Dos Mares tiene cierto acento francés aunque se corra en Italia. No solo por el recorrido, muy exigente, sino también por los dorsales de púrpura.

Froome, que será de la partida, continúa en el ojo del huracán. El Movimiento por un Ciclismo Creíble (MPCC) solicitó a la Unión Ciclista Internacional que modifique el reglamento del WorldTour y autorice a los organizadores a vetar a aquellos corredores que estén inmersos en un caso de dopaje, lo que traducido a la situación actual significa que Chris Froome pueda ser vetado. Además del británico, Dumoulin, Porte, Nibali, Urán, Bardet, Aru o Miguel Ángel López establecen un altísimo nivel a la prueba, en la que también estarán Sagan, Van Avermaet o Gaviria.

En esa concentración de luminarias, Landa, al fin líder, intentará dejar su huella en las jornadas montañosas como la del viernes, con dos subidas finales al muro de Santo Tommaso, incluido un kilómetro final al 11,5% y rampas de hasta el 20%;la de Filottrano, con tres pasadas (800 metros al 11,8%) y llegada en cuesta (5%), y la etapa reina del Sassotetto, el sábado, con once kilómetros de subida por encima del 7%. Todo ello en la Tirreno-Adriático. Dos mares para el capitán Mikel Landa.