ENERO DE 1986 El fichaje del danés Pedersen rompe con una tradición de 63 años

Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Romper con la tradición es siempre una decisión delicada, sobre todo cuando se presume de ser un equipo cantera. A Fermín Ezcurra le costó, pero llegó a la conclusión de que no tenía más remedio. La pena fue que, una vez dispuestos, se fichara a un futbolista de escaso fuste y con muy pocas virtudes con el balón en los pies. Michael Pedersen será recordado por su condición de segundo extranjero en la historia del club (tras Walter en 1923), más que por su aportación, muy poca, al equipo. El danés sólo sirvió como revulsivo para que los aficionados, que estaban dando la espalda al equipo, volvieran a El Sadar en un momento delicado de la Liga para observar si el fichaje del rubio delantero había merecido la pena.

Últimas Noticias Multimedia