El presidente del grupo VW destaca “EL GRAN FUTURO” DE LA PLANTA DE lANDABEN

El presidente de la multinacional destaca la gran tradición de la fábrica navarra, que ya prepara el lanzamiento del segundo modelo
Las primeras preseries del T-Cross saldrán en mayo

Juan Ángel Monreal - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Matthias Müller, a la derecha y el presidente de la Asociación Alemana de la Industria del Motor.

Matthias Müller, a la derecha y el presidente de la Asociación Alemana de la Industria del Motor. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Matthias Müller, a la derecha y el presidente de la Asociación Alemana de la Industria del Motor.

pamplona- No es lo habitual. Y por eso mismo sorprendieron ayer las palabras del presidente del mayor grupo automovilístico del mundo, que alabó a la fábrica más importante de Navarra. En declaraciones a n declaraciones a Europa Press, Matthias Müller, presidente del grupo Volkswagen, destacó “el gran futuro por delante” que tiene la planta de Landaben, embarcada en 2018 en la preparación del lanzamiento de un segundo modelo que debería incrementar el empleo y el volumen de actividad de la compañía.

Müller hizo estas declaraciones en la feria del auto de Ginebra, donde todas las marcas presentan sus novedades y en la que el primer ejecutivo del consorcio alemán recordó que la planta de Pamplona “es un a de las de mayor tradición del grupo” y que ha completado el lanzamiento del Polo A07, nueva versión de un coche que desde el próximo mes de enero estará acompañado de un pequeño todocamino urbano. El T-Cross, nombre previsto para el vehículo, comenzará a fabricarse en serie en Landaben en 2019, pero sus primeras preseries, que ya circulan por chapistería, saldrán de revisión final este mes de mayo.

Este lanzamiento permitirá a Volkswagen Navarra elevar su producción a partir del próximo año hasta los 350.000 coches anuales por término medio. Un volumen de producción que debería suponer la contratación de entre 300 y 500 trabajadores más que en la actualidad. De hecho, Volkswagen Navarra tiene previsto seguir contratando a lo largo de todo este año.

Las declaraciones de Müller fueron entendidas ayer en Landaben como un “espaldarazo” a la planta navarra, que se encuentra asimismo a punto de comenzar la negociación de un nuevo convenio colectivo en el que el rejuvenecimiento de la fábrica es uno de los objetivos principales de los sindicatos con mayor representación entre la plantilla. Y llegan además en un momento en que el grupo está reforzando su apuesta por las fábricas alemanas. Presionado por los poderosos sindicatos germanos, que buscan sobre todo salvaguardar el empleo y evitar el cierre de factorías, VW concentrará buena parte de sus inversiones en movilidad eléctrica en Alemania. De los más de 22.800 millones que recibirán las fábricas en prepararse para el vehículo eléctrico, alrededor de 14.000 millones tendrán como destino las plantas alemanas. De hecho, la producción de este tipo de automóviles se centrará principalmente en la fábrica del Grupo VW en Zwickau, de donde se va a desplazar la producción de los modelos Golf y Passat a las plantas de Wolfsburg y Emden, respectivamente.

La apuesta eléctrica de Volkswagen no está reñida en cualquier caso con el mantenimiento de las tecnologías de combustión tradicionales. De hecho, Müller recordó ayer que los vehículos propulsados por diésel que cumplen con la última normativa de homologación de emisiones europea (Euro 6) son “muy limpios” y que su uso formará parte de la solución para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2). La pérdida de atractivo del diesel resulta sin embargo evidente y las fábricas de motores de Alemania se están viendo obligadas a cambiar sus líneas de forma acelerada, sustituyendo las de gasóleo por las de gasolina. De hecho, Volkswagen Navarra tuvo que suspender uno de los sábados convocados ante la falta de motores y durante las últimas semanas la planta navarra ha trabajado sin apenas stock.

sin iva al eléctricoPara impulsar la movilidad eléctrica, que en España acumula un sensible retraso, la directora general de Volkswagen España, Laura Ros, pidió ayer un IVA reducido o cero para los coches eléctricos, híbridos enchufables o de gas natural, para que su precio sea similar al de los modelos con motores de combustión tradicional. En declaraciones aEfedurante el Salón del automóvil de Ginebra, ha asegurado que con esta medida el Gobierno daría un “mensaje claro” de que apuesta por las tecnologías alternativas y más respetuosas con el medio ambiente.

apunte

Un 5,7% más ventas en febrero

En Europa, el doble. La marca automovilística alemana Volkswagen matriculó 407.100 vehículos en todo el mundo en febrero, lo que supone una subida del 5,7% respecto a las 385.200 unidades entregadas en dicho mes de 2017, según datos publicados por la empresa. En los dos primeros meses del ejercicio, la firma de Wolfsburg alcanzó un volumen mundial de ventas de 940.700 unidades, lo que se traduce en un aumento del 6,5% en comparación con las 883.500 unidades comercializadas en el primer bimestre del año pasado.Por regiones, Volkswagen vendió 128.700 unidades en Europa en febrero, un 11,4% más, y 264.000 unidades en lo que va de año, un 8% más, al tiempo que las entregas mensuales en Norteamérica bajaron un 2,4%, con 42.000 unidades, y un 0,8% desde enero, hasta 83.700 unidades. - D.N.