Fallece la música y bailarina Marian Arregi

El funeral de la artista donostiarra tendrá lugar mañana, a las 19.30 horas, en la parroquia de San Vicente de San Sebastián

Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

san sebastián- La música y bailarina Marian Arregi falleció ayer a los 73 años de edad en Donostia, municipio en el que nació en 1944. Arregi estuvo siempre involucrada en el fomento y la recuperación de música y danza tradicional vasca y fue miembro de grupos históricos como Ez Dok Amairu y el grupo de baile Argia.

Como música, Arregi colaboró con Xabier Lete y también con Benito Lertxundi, por ejemplo, en la grabación de su disco Zuberoa (1977) donde tocó el harpa y el acordeón. Fue con este instrumento con el que trabajó en el Altabizkar eta Itzaltzuko bardoari del bardo de Orio.

Aprendió a tocar el acordeón de muy joven, con Pepe Andoain y junto con Marian Murgiondo y Encarna Uriarte fundo el trío musical Kemen a principios de la década de 1960.

El trío acompañaría al grupo de danza Goizaldi -del que Arregi también era parte- en algunas de sus giras poniendo música a la danza. Sería en Goizaldi donde conoció al que sería su marido, el antropólogo y folklorista José Antonio Urbeltz. Comenzaron su noviazgo en 1961 y se casaron siete años más tarde. La pasión de ambos se convertiría en un impulso que llevaría a la recuperación de la tradición vasca tanto en la disciplina de danza como en la de música -su afición a la música también la heredaron sus hijos Mikel, Maider eta Beñat-.

En una entrevista concedida por Urbeltz a este medio en 2015, con motivo de la concesión de la Medalla de Oro de la Diputación de Gipuzkoa -en la que destacó el trabajo de Arregi- el antropólogo explicó que entre 1956 y 1965 con Goizaldi recorrieron muchos países europeos como Francia, Alemania e Italia, entre otros. “Yo iba con los ojos abiertos como platos, veíamos las actuaciones de todos los grupos y Marian tomaba notas de las melodías”, comentó en aquel entonces.

El trabajo conjunto de ambos -recorrieron un sinfín de municipios- les llevó a recuperar muchas danzas tradicionales vascas. Entre ellas se encuentra la pieza Axuri Beltzaque recuperaron en 1969, que se convertiría en un imprescindible en la danza vasca. El estreno se hizo en el teatro Victoria Eugenia de Donostia, de mano del grupo de danzas Argia, que Arregi y Urbeltz pasaron a dirigir cinco años antes.

En la siguiente década el grupo de danza publicó varios discos como Herrikoi musiko sorta 1(1970) y Euskal dantza doinuak (1974).

A partir de los 80, Arregi asumiría la dirección musical de todas las obras de Argia. Su labor como artista continuó durante el resto de su vida. No en vano, también fue la responsable musical Martín Zalakain, adaptación a la danza por parte de Urbeltz del clásico de la literatura Zalacaín el aventurero de Pío Baroja.

Urbeltz tiene claro que todo lo que consiguieron lo hicieron conjuntamente. Sin Marian Arregi no hubiese sido lo mismo. Preguntado por la concesión de la citada medalla, respondió así: “El premio lo recibo yo porque no se puede entregar colectivamente, pero es para los dos”.

El funeral de la artista tendrá lugar mañana, a las 19.30 horas, en la parroquia de San Vicente de la Parte Vieja donostiarra. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia